27 de diciembre de 2010

"Tenemos que hablar"

El mito del hombre simple, argumentos en contra (Parte 6)

Esta es probablemente una de las frases que más temen los hombres de hoy en día. Y digo de hoy en día, porque los de antes, en general, mandaban en su casa y no aceptaban conversaciones comprometidas con sus mujeres (que no se me cabree ninguno de más de sesenta, que conozco alguna excepción, pero son pocas…). Que conste que creo que era peor opción que la de ahora, con mujeres más peleonas, incluso desde el punto de vista del hombre, pero ese es tema para otro post.

En el de hoy hablaremos de la famosa frase Tenemos que hablar, y para introducirlo nada mejor que este vídeo de Fabio Fusaro, por cortesía de Juanjo G (Gracias, Juanjo, fue todo un descubrimiento). Atentos a la mitad del vídeo, que no tiene desperdicio, y contiene “LA CLAVE” del tema:


Pues sí, la clave está en este vídeo, y cuando lo vi por primera vez fue totalmente revelador, nunca se me había pasado por la cabeza porque nunca (nunca-nunca, ¡eh!) un hombre ha reaccionado así ante mi necesidad de hablar. La clave es esta:

-         Ella: Cariño, tenemos que hablar…
-         Él: ¿De qué?

Sí… ¿De qué? ¡¡¡Es facilísimo!!! ¡Madre mía, tan fácil y tan difícil a la vez! ¿Por qué la respuesta más evidente no la da nunca un hombre? ¿Por qué les entran sudores fríos (en el mejor de los casos, porque en otros ni se inmutan y pasan de todo), y empiezan con evasivas del estilo ¿Tiene que ser ahora?”, como si les hubieras planteado algo terrible y totalmente improcedente? La respuesta no la tengo, a lo mejor los lectores masculinos nos dan alguna pista.

El caso es que cualquier respuesta del estilo Ahora no me apetece es la peor que puede darse, porque cuando una mujer decide pasar al ataque y plantear el famoso Tenemos que hablar, lo normal es que se trate de algo tremendamente importante, al menos para ella. Encima, como sabe que va a encontrar resistencia, llegará preparada con toda la artillería, dispuesta a no aceptar un no por respuesta. Por lo tanto, si una mujer te plantea que tenéis que hablar, tienes motivos de sobra para asustarte y más vale que te actives y saques de tu cerebro cualquier cosa que pueda distraerte.

¿Por qué asustarte? Muy fácil: si no le dices algo del estilo Claro que sí, cariño, siéntate a mi lado y hablamos(pura ciencia ficción, lo sé…), ella no te dejará escapar y pondrá en marcha su estrategia completa de acoso y derribo hasta que consiga que “habléis”, y lo pongo entre comillas porque muchas veces hablará ella y tú te limitarás a alternar ataques y defensas como puedas, con lo que el resultado será catastrófico y el famoso Tenemos que hablar degenerará en un guerra de varios días.

¿Qué ocurre en el cerebro de una mujer cuando te plantea la pregunta? Pues todo esto y mucho más: Cuando ella se decida a “atacar”, llevará preparado su discurso principal y varios discursos alternativos, habrá analizado todas tus respuestas posibles y sobre la marcha irá pensando qué es lo siguiente que puedes decir y cuál será su réplica en cada caso. Ten en cuenta que las mujeres hablan, escuchan, analizan y piensan en la respuesta a la vez, así todo junto, mientras que los hombres o piensan o hablan, nunca las dos cosas a la vez (Madre mía, después de esta me matan muchos, menos mal que los que me conocéis sabéis que lo digo con cariño :P). El resultado es que el hombre estará en franca desventaja y sin posibilidad de salir triunfante. Lo siento, la vida es dura... ;).

¿Qué puedes hacer para salir airoso? Pues facilísimo, le dices Vale, vamos a hablar y así, de entrada, la desarmas porque es la única reacción que no espera. Si encima le pones una sonrisa tierna y le coges de la mano o algo similar, ¡ni te cuento! No olvidéis que hablando podemos ser máquinas de matar, pero en el fondo somos unas blandas y con cuatro mimitos se nos desmonta fácilmente, que no somos tan malas.

Un par de consejos extra:

-         Para ellos: Jamás dejes un tema a medias, una mujer nunca olvida. Tenemos la necesidad de cerrar temas, y si dejas una rendija, volveremos con el hacha (risa maléfica…).

-         Para ellas: No le plantees temas trascendentales a un hombre a partir de las nueve de la noche, ya que a esas horas no le quedará apenas cobertura. Al final de este post repescaré este otro, que fue el primero del blog y le tengo mucho cariño. En él os cuento cuáles son los “problemas de cobertura” de los hombres, con moraleja nueva incluida.


Lo cierto es que cuando queremos hablar de algo importante, realmente necesitamos hablar, no es un capricho, así que creo que lo mejor, y lo más justo en pareja, es sentarse a hablar. Yo, con mi mente de mujer, lo veo fácil, pero al parecer no debe serlo, porque no suele ocurrir. Y el caso es que a nosotras nos resulta agotador y muy desagradable tener una batalla con nuestra pareja, pero no debemos dejarlo pasar porque entonces, problemas que muchas veces son importantes, se quedan sin resolver, con lo que se enquistan y acaban pasando factura siempre, no tengo ninguna duda. Sin una buena comunicación no hay pareja viable, nos guste o no, y, al fin y al cabo, hablar no cuesta tanto, ¿no? :)


A tener muy en cuenta: Problemas de cobertura

Veamos… Quién no ha oído mil veces eso de “Si es que los hombres somos muy simples”. Pues bien, yo me he propuesto rebatir esa teoría. Creo que cuarenta y tres años de convivencia con hombres me dan cierta autoridad en la materia. La forma de demostrarlo va a ser rigurosamente científica: enumerando los argumentos a favor de la teoría, y después los argumentos en contra. Al final, haremos balance. Bueno, no es del todo científico, pero puede valer. Vamos allá.

Sí que es cierto que los hombres son un poco primitivos, tienen unos mecanismos internos menos desarrollados que los de las mujeres, y si no, a las pruebas me remito, jejeje…

Cuando tienes un marido no debes olvidar que todos, absolutamente todos, vienen con un defecto de fabricación: la pérdida de cobertura a partir de las 9 de la noche, más o menos coincidiendo con el Telediario. ¿Por qué se produce este fenómeno tan extraño? Nadie lo sabe, ya que de pequeños no paran en todo el día, pero partir de los 16 años empiezan a sufrir una mutación genética que se manifiesta claramente a la edad adulta. Veamos cómo se desarrolla este extraño fenómeno.

Imaginemos a un marido al final de su jornada laboral, entre las ocho y las nueve de la noche. Llega a casa, da besitos a la familia, se pone el pijama, y se encamina hacia el salón. Hasta ahí todo normal. Si coge el periódico, buena señal: puede que le queden un par de rayitas de cobertura. Si se asoma por la cocina y te dice “¿en qué te ayudo?”, a lo mejor le quedan tres. Si se desploma en el sofá y agarra el mando de la tele, cuenta con que sólo tiene una rayita, poco más…

Mientras tanto, ¿qué ocurre contigo? Lo normal es que estés haciendo la cena, poniendo el lavavajillas, diciéndole al niño que se duche, …, cualquier cosa menos estar sentada en el sofá. Y si pudieran leernos la mente, nos meterían en un siquiátrico (“que no se me olvide tender la ropa, que ayer se me quedó en la lavadora; mañana tengo que llamar al fontanero, voy a ponerme un aviso en el móvil; ¡Uy! ¡Se me olvidaba ponerle al niño el traje de judo!, voy un momento; a primera hora tengo que revisar el proyecto de Jijona, creo que se me han olvidado las farolas; ¡Joder! ¡Que se me quema la sopa!; no he llamado a la madre de Jose para decirle que el niño va al cumpleaños; y no le he comprado el regalo, qué desastre; ¿se podrá quedar mi hijo el viernes con mi madre?; ¡ay, no la he llamado para ver qué le ha dicho el médico!; llevo dos semanas sin ir al gimnasio, se me va a poner el culo blando; ……”). Vamos, que cualquier día nos vamos a cortocircuitar.

Supongamos que ya hemos cenado, acostado a los niños, y nos sentamos en el sofá, ¡por fín! Y claro, en ese momento es cuando se nos ocurre contarle a nuestro marido el día que hemos tenido. ¡ERROR! La rayita esa que le quedaba hace una hora, puede que ahora parpadee, y en ese caso, tu marido te mirará con esa mirada tan característica de marido-a-las-diez-de-la-noche, así como perdida, que te mira de frente, pero sin verte, o sea, que te mira pero no te ve. Hace intentos de conexión, la mitad fallidos. Tú entonces empiezas a imaginarte que estás en el plató de “Hospital Central”, que eres la enfermera de urgencias, o la cirujana, que queda más guay. “¡Lo perdemos, lo perdemos! ¡Carro de paradas! ¡Desfibrilador! ¡5mg de epinefrina (o como se llame eso que les ponen)!”. Él te contesta con monosílabos, con la mirada ausente y la cara seria. “¿Te pasa algo?”. “No, es que estoy cansado”. “Ah! Bueno! Yo también! Como te decía, bla bla bla”. Y la rayita que parpadea. “¿¡Pero me escuchas o no me escuchas!?” Y entonces le quitas el mando y bajas el volumen de la tele, para que no tenga interferencias. Pero ni así.

Esta situación tan trágica, que siempre acaba en desgracia (ya que al marido al final “lo pierdes”), requiere grandes dosis de paciencia y, como diría mi abuela, de picardía. ¿Qué se puede hacer con un marido a partir de las nueve? No mucho :), pero ahí van algunas ideas:

- Dale vino y ten un rato de sexo (decir una noche de lujuria, sería mucho decir).

- Dile que ponga una película (recuerda que el mando el suyo, por eso no la puedes poner tú), y os apretujáis en el sofá para verla.


Ya está. ¿A que esperabas más, eh? Pues no, creo que no se puede hacer mucho más. Pero bueno, es suficiente, la verdad. A esas horas también nosotras tenemos que desconectar, aunque solo sea parcialmente.


Lo que no debe hacerse nunca jamás es:

- Hablarle de su madre.
- Hablarle de la tuya.
- Hablarle de tu trabajo.
- Hablarle del suyo.
- Hablar de política.
- Hablar de dinero.
- Quejarte de lo fea que te estás poniendo esperando que te consuele y te diga que eso son imaginaciones tuyas.

Pero lo peor, lo peor, lo peor que puedes hacer es discutir, porque tú querrás arreglarlo, y como él ya no tendrá ni cobertura, ni batería, ni ná, te dirá “cariño, estas no son horas de hablar, yo necesito dormir, así que mañana hablamos”, y se meterá en la cama, ¡y lo peor de todo es que se dormirá! ¡Sí, se dormirá, cuando tú tienes la cabeza como un volcán en erupción, y por supuesto, no te puedes dormir!

Y ahora digo yo. ¿A la vista de esto, quién tiene la tara más gorda, ellos o nosotras? Yo la respuesta la tengo clara: nosotras. Esto no se lo esperaba nadie, eh? Jeje.


MORALEJA: Nunca, nunca, le digas a tu marido “tenemos que hablar” a partir de las nueve de la noche, porque a esas horas está incapacitado para contestar, así que no seas mala y ten paciencia. Besitos a todos y que paséis una buena última semana del año.

81 comentarios:

  1. Hay una parte del vídeo de la que no he hablado pero es muy buena, todo lo que dice acerca de lo que hay que hacer y no hacer cuando te deja una mujer. Habría mucho que hablar sobre todo eso, lo apunto para otra vez.

    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  2. Pues por una vez te voy a dar la razón y este es un post de lo más tramposo que he visto.
    El tema es tan sencillo como que la frase "tenemos que hablar" ya es una frase que viene sucia, envenenada, agresiva, así que nadie puede esperar que le entres mal y te responda con un "sí, cariño, ¿me bajo los pantalones ya o espero a tu orden?"
    Cuando yo, hombre, tengo que hablar con mi mujer le digo: "He pensado...", o "¿qué opinas de esto?", o "¿Qué te parece sí...?" y JAMÁS emplearé la fórmula "tenemos que hablar"si no es para cortar una relación o algo muy gordo. Así que emplearla a la ligera porque a la señora se le ha cruzado un cablecillo de los suyos en un sube y baja hormonal de los suyos, me parece una barbaridad que, una vez acostumbrado, recibe la respuesta merecida: "pues no me apetece" (y cuando me entres con naturalidad y sin veneno previo te contestaré con naturalidad).

    Más o menos es eso como lo veo.

    Beso, que no hay ningún mal rollo, tan solo poner las cosas en su sitio antes de que determinada histeria femenina en su mode "princesona ombligo del mundo" le dé por empezar a decir lo malos e incomunicativos que somos los hombres.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bueno Su!. Además la moraleja no tiene desperdicio, ¡me la voy a apuntar!jajaja.

    Un abrazo y Feliz Año Nuevo... que lo que queda de éste está ya "chupao".

    ResponderEliminar
  4. Descla, qué pena que me tengo que ir y no podemos debatir. Yo también te doy la razón cuando describes la forma en que muchas mujeres plantean el tema. También creo que lo que suele ocurrir es que entramos ya a la defensiva, pensando en lo peor, y así, entre unos y otros, la liamos. Y no me lo tomo a mal, faltaría más.

    Por cierto, ¿por qué post tramposo? No he querido hacer trampa, lo juro.... :)

    Towanda, gracias. Y feliz año!

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  5. Su, mira, como nos van a calentar a ambos, jajajaja, ya seguimos por aquí después de que la gente haya participado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Mira, Su, te dejo algo más para cuando vuelvas: creo que mucha parte del "problema" la tiene la puta manía de las mujeres de que los tíos tenemos que ser telépatas. En esa manía una mujer se va cargando porque ve que el hombre no "toma nota"de sus sugerencias telepáticas. Y para cuando de una puta vez se decide a hacer lo que tenía que haber hecho desde el principio: hablar con total naturalidad, el rollo está ya ensuciado y encima la mujer se siente cargada de razón "porque ha apurado para hablarlo y ya lo habla porque no le queda más remedio".
    Tócate los cojones, Manolín...

    ResponderEliminar
  7. Para Eva:

    Claro que sí, cariño, siéntate a mi lado y hablamos.

    ResponderEliminar
  8. De todo lo que quieras y cuando quieras y como quieras.

    ResponderEliminar
  9. Su. A veces me traumatizas lo que no está en los escritos.
    Mi "gen masculino predomina sobre el de rubia".

    He usado dos veces, miento tres, en mi vida la frase "tenemos que hablar" (si ya hablo todo el tiempo, ´jones).
    La primera para divorciarme.
    La segunda para decirle a mi segundo que ya no estaba enamorada de él y quería irme (por circunstancias graves que no vienen al caso le di un margen de casi un año).
    La tercera para dejarlo.

    Yo soy como Descla. La fórmula adecuada - para mí, of course- es...´qué opinas de´ u argo similar.

    Otra cosa. A partir del primer párrafo en rojo tu post... me parece lo más genial que he leído en mucho tiempo. Hombres y mujeres en estado puro.
    El otro día le comentaba a un amigo que se tiene que hacer cargo de una intendencia inesperada en su casa, el rollito ese del chip de ir pensando en el trabajo, o en los momentos más inconvenientes cual calculadora, en la lavadora que te falta, en que al niño le falta la camisa tal, y a ti planchar el no sé qué...
    Parece que estuviéramos genéticamente programadas. Y ellos genéticamente programados para desconectar en cualquier momento.

    Un beso. Acabo de ver lo de la quedada. Lo tengo muy difícil por el tema alojamiento, pero como veo que os planteais alguna más estaré al loro.

    ResponderEliminar
  10. Ahí Juanjo, echando por tierra todo el post de Su!!

    ;)

    ResponderEliminar
  11. Cuando se le dice al otro "tenemos que hablar" lo normal es que este ya sepa de qué va el asunto.
    A mi me suena a ultimátum, la verdad.

    Besos, Su.

    ResponderEliminar
  12. Pos yo, ¿qué quieres que te diga? Ni a partir de las nueve de la noche, ni después de las diez de la mañana. Con un tío es dificilillo hablar cuando el tema es más serio que el resultado de un partido de fútbol.
    Les cuesta, jamía, les cuesta.
    Dicho, eso sí, con todo el respeto y con todo el cariño, eh?
    :)


    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Descla yo creo que por aquí no hay muchas princesas de esas que dices, así que tranquilo, te dejaremos vivo ;)

    A mi personalmente solo me han dicho esa frase una vez y como a casi todo el mundo fue para romper. Espero no volver a oírla en mi vida.

    Creo que la única vez que yo la he dicho ha sido en el trabajo para despedir a un incompetente.

    Personalmente creo que no la he usado y también espero no usarla nunca, porque a mi el "tenemos que hablar" me suena a preludio de "que te voy a joder" (y no el joder divertido). Yo soy más de empezar una conversación tranquila, en frío y en un momento apropiado.

    Creo que ya lo comente en su momento, a partir de las nueve de la noche la única frase que hará que el chato te haga caso es: ¿Follamos?

    Mano de santo oiga ;)

    ResponderEliminar
  14. Descla, tienes unas copas pagadas, sin publico femenino claro jeje.
    Lo has dicho muy bien, en todo el post se respira eso tan femenino de confundir su necesidad con la común, despreciando a la otra parte de la pareja.
    Es ella la que decide y da por sentado, inapelablemente, que "tenemos que hablar", cuando en realidad es ella la que quiere hablar. Sería mucho fácil decirlo claramente, ¿no creen?
    La cita de la artillería es muy buena, viene apuntándote con los cañones y te recomienda que te rindas, pero es que los hombres no nos rendimos fácilmente y es de sabios no librar batallas que no vas a ganar, en fin.
    En realidad todo es mucho mas fácil, basta con ser sincero y exponer lo que es una necesidad propia como tal, a eso los hombres solemos responder muy bien.
    Por otro lado, se me ocurre que en una pareja debe existir igualdad, lo que me lleva a pensamientos extraños rayanos en el delito, llego a pensar que vuestra necesidad de hablar debe tener el mismo peso que la nuestra de no hacerlo, no mas, pero eso debe ser producto de alguna sustancia extraña que debo haber consumido. (Gewurtraminer)
    No se preocupen, agentes del extinto ministerio de igualdad entraran por mi ventana cual hombres de Harrelson y me reducirán en breve....
    Muy bueno el post, lo seguiré de cerca, desde la cárcel o el psiquiatico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Babilonio: gracias y las acepto. Todo el post de Su traspira eso: "lo que yo considero importante es lo que yo considero importante" y lo que piense el tipo... pues no es importante. Y después te escuchas una gilipollez como la copa de un pino que en muchas ocasiones resuelves de un plumazo porque sencillamente el supuesto "problema" que te plantean hace agua por la base de manera estrepitosa. O es una rayada muy de ella que además de aquí a dos días pensará otra cosa o lo verá de otra manera. Pero claro, cuando una mujer te dice "tenemos que hablar" es porque es importante... para ella. Entre eso y no haber hablado antes se lía la tontería. Juro que a mí cuando me han llegado en ese plan y he dicho: "¿Y esto por qué cojones no me lo has dicho antes y lo has enquistado así?", me han respondido:

    - Porque tú deberías haberte dado cuenta...

    Pa cagarse, caballeros, pa cagarse. Soy la puta bruja Lola con testículos, por lo visto, y yo debo tener visiones telepáticas que me indiquen a priori que demonios le pica hoy a mi amada sin que ella diga nada.
    Pa cagarse...

    Eva: esa es otra: creo que Su usa esa fórmula con naturalidad y a otros esa fórmula nos suena a marronaco. Pero eso ya son maneras de hablar, lo que pasa es que puede que nos haya confundido, a mí por lo menos me ha confundido, y si me viene la mía con un "tenemos que hablar" (que ya me veo haciendo la maleta) para que luego sea una tontería, me cago en sus muertos.

    Me voy a dormir. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  16. Ese nunca fue mi sistema, he de reconocer que a la hora de hablar siempre fui muy "masculina", directa y ser posible breve. ¡De todos modos me iba a ignorar! Solución: No hablar, acción directa y caiga quien caiga. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Pues... he de confesar que yo lo de 2tenemos que hablar" lo he usado poco pero... hay una amiga que lo utiliza en situaciones que muchas veces no son tan dramáticas, aunque... ella tiene una teoría:
    Por lo visto su amore debe desconectar o quedarse en modo 1-2 rayitas en cuanto pisa la casa (que es como un terreno de paz y felicidad para ellos) sea la hora que sea y... se ha dado cuenta de que cuando dice cosas tipo: "por cirto, sabes que..." o "que te parece mejor esto o..." puede parecer que el amore se ha pispao de algo, pero si a los 10 minutos vuelve a preguntar... o le cambia la respuesta o vuelve a poner cara de sorpresa ante la noticia. Solución: en casos en los que es importante que el amore se acuerde de hacer, comprar o decirle algo a su madre ella usa el: "tenemos que hablar... que ha llamado tu madre... bla bla bla"
    MORALEJA: le tienen tanto pánico a esa frase... que es la única con la que en casos "necesarios" captas su atención desde el minuto 1!!!

    besines (que a lo de que pensamos mucho... añado que las mujeres pasamos gran parte del día maquinando estrategias)

    ResponderEliminar
  18. Buf! Cuanto habéis escrito y con cuanto contenido. No voy a saber por donde empezar, así que solo puntualizaré una cosa que los que me conocen (en persona o bloggerilmente) se habrán imaginado: yo apenas uso esa frase porque siempre voy directa, soy bastante masculina. No necesito preliminares ni rituales extraños para empezar una conversación y no le pido a nadie que sea telépata. Tampoco hablo en clave y si digo no, es no, y si digo sí, es sí, lo cual muchas veces descoloca al contrario porque se empeña en interpretar que cuando digo sí es no. Vamos, un lío, y luego dicen que somos nosotras las complicadas ;). Pero sí que he tenido que usar el famoso "tenemos que hablar" algunas veces, muy contadas, y siempre con temas que mi pareja solía rehuir, de manera que llegaba un día en el que yo reventaba y le "obligaba" a hablar en serio del tema, sí o sí. Y las pocas veces que me la han dicho a mí siempre ha sido para continuar con algo del estilo "esto no puede seguir así, no nos vamos a volver a ver", así que mejor no oírla muy a menudo.

    La verdad es que habéis dicho un montón de cosas interesantes y muy acertadas, estoy de acuerdo con casi todas y conozco ejemplos de todo lo que habéis dicho. Tendría que analizarlo en otro post, no me dan de sí los comentarios, a ver si mañana soy capaz de sacar alguna conclusión que sea corta.

    Lo malo es que estamos todos tan predispuestos a recibir una mala contestación o una reacción desagradable (en ambos sentidos), que solemos perder la espontaneidad y nos cargamos la posibilidad de comunicarnos bien.

    En fin, mañana más. Da gusto leeros, de verdad. Muchos besos a todos.

    ResponderEliminar
  19. jaaaaaaaaaaajajaja me parto...el uno con el Telémaco,la otra que va y dice que la frase ya de por sí indica que el otro debe saber de qué va el tema jaaaaaaaaajajajaa y la situación que me suena a "esto lo he vivío yo hase ná" jaaaaaaaaaaaajajajaja
    Descla,mi él opina como tú...y yo,ahora,viendo el tema desde fuera jijijijiji me meo,porque me lo imagino al pobre,sudoroso del miedo,intentando descifrar mis cacofonías jaaaaaaajajaja
    A ver,que creo que en parte ellos tienen razón,Su...pero jijijijiji eg que es divertido hacerles cosas así jijijijijiji de buen rollito,claro,de buen rollito....y no te me cabrees Descla!
    Achuchones!

    ResponderEliminar
  20. Lo que esta claro es que cuando nosotras decimos que tenemos que hablar a un hombre cualquier cosa se puede esperar pero cuando un hombre dice tenemos que hablar eso solo significa fin de la relación los hombres nunca hablan solo lo hacen para zanjar el tema, asi que ya sabeis chicas cuando un tio os dice tenemos que hablar hay que decirles no, porque me va a lastimar lo que vas a decir (en el supuesto que vosotras aun sintais algo) oh no hace falta bonito (en el supuesto q nos dé igual) coger nuestras cosas e irnos.....a menos que halla hijos o mascotas de por medio que entonces si que hay que charlar, el tema de casas en común custodia etc hay que charlarlo otro dia con la cabeza fria, si es por otra que lo deja la venganza tambien mejor con la cabeza fria.

    ResponderEliminar
  21. incluso el perdón con la cabeza fria

    ResponderEliminar
  22. Su, lo que está claro es que yo no hablo de ti, aunque me dirija a ti como la que has escrito el post. Lo que yo digo son generalidades que en ocasiones son demasiado generalizadas y de hecho a todos/as os suenan mucho. Pero está claro que cada pareja y aún cada persona es un mundo.

    TWEETY: lo de "la venganza si te deja por otra" da hasta vergüenza leerlo.

    ResponderEliminar
  23. Descla, te entiendo, no me doy por aludida cuando escribís, salvo que expresamente alguien deje claro que se refiere a mí. Me tengo que marchar otra vez, buf! menos mal que os será un día más tranquilo y espero poder leeros y comentar un poco al medio día. No os matéis! ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  24. El problema no es hablar, que hablar podéis hablar de lo que queráis y en las cantidades que estiméis oportunas... lo que estropea la conversación es que de vez en cuando, también deseáis que hablemos nosotros y encima de lo que vosotras estáis hablando; es eso lo que rompe la magia....(jeje).

    ResponderEliminar
  25. Qué bueno el post, Su!!
    Real como la vida misma!! Cuánto me he reído!!
    Será que estamos condenados a no entendernos??!! Porque cosas que para nosotras son tan básicas, necesarias y obvias ellos ni se dan cuenta de que existen, de que son necesarias??!!
    En fin, ni con ellos ni sin ellos? Será ese nuestro sino?

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  26. Estoy de acuerdo con casi todos en lo de que detrás de un "tenemos que hablar".

    Mer: tienes razón en lo de que a veces no nos damos cuenta de ciertas cosas básicas y obvias que necesitais.Claro, como perdemos el tiempo en esas cosas que nos parecen básicas y necesarias a nosotros y que en realidad son chorradas...

    ResponderEliminar
  27. Aprovecho un hueco para coger el testigo que me habéis dejado algunos. Descla, tienes toda la razón en lo de que tenéis que ser telépatas, y no es justo. Para empezar, tampoco nosotras lo somos, así que no veo por qué vamos pidiendo eso. Aunque es cierto que a veces sois un poco "cortos", dicho con todo mi cariño, porque una cosa es no ser telépata y otra muy distinta no tener ni pizca de intuición, ni siquiera con tu mujer, a la que se supone que debes conocer y por la que te debes interesar un poco. El caso es que si las mujeres fueramos siempre con las cosas claras, nos iría mucho mejor.

    Ahora la de cal...;). Babilonio, nos cuentas que "basta con ser sincero y exponer lo que es una necesidad propia como tal, a eso los hombres solemos responder muy bien." Ejem... ojalá! Eso no suele ser tan fácil, y te lo digo yo que soy bastante masculina. Por desgracia demasiadas veces los hombres no quieren hablar de determinadas cosas, ni en el momento que tú quieres, ni nunca. Y en eso yo osy intransigente, odio que haya temas tabú qu eno se pueden hablar nunca. Prefiero que el hablar de un tema tabú pueda degenerar en "si no te gusta como soy, ahí tienes la puerta", antes que dejarlo sin hablar.

    Al final es lo de siempre, deberíamos aflojar un poco por los dos lados y nos iría mucho mejor.

    Me voy a comer, luego sigo con el resto y de paso vendré a defenderme :P

    ResponderEliminar
  28. Por cierto, también hay mujeres que tienen temas tabú de los que no aceptan hablar, pero los ejemplos mejor que los pongan los hombres ;)

    ResponderEliminar
  29. yo siempre opino en general no en particular hay quienes perdonan y olvidan hay quienes perdonan y no olvidan y hay quienes no perdonan y se vengan de sus respectivos, yo no opino en particular ni para nadie en particular opino en general y no porque me guste una opinión me averguenzo de esa persona....pero en fin para gustos los colores

    ResponderEliminar
  30. Ya he vuelto...

    Fiebre, no te traumatices, que yo también tengo ese gen masculino del que hablas, es cuestión de asumirlo (cosa que estoy segura que hiciste hace tiempo). Me alegro de que te guste la conversación de salón a las 10 de la noche, yo me reí mucho escribiéndolo y fue revelador: conforme lo escribía pensaba que estabamos como cabras y que nos empeñabamos a veces en imposibles.

    Blue, la verdad es que suena y suele ser un ultimátum, a mí me lo dicen y me espero lo peor. Otra cosa es añadirle algo: "cariño, tenemos que hablar de lo de tu madre", con una sonrisa. Aunque el tema no prometa, al menos avisas y no apareces con cara de te-vas-a-enterar...

    emejota, estoy contigo, mejor ir al grano que llegar al tenemos que hablar.

    Eva, lo de "follamos" lo recuerdo, y es una de las mejores ocupaciones a esas horas. Pero aunque parezca mentira, muchos te dicen "¿ahora? estoy cansado...", y tienes que ir convenciéndoles de que "total, si son 10 min!". Soy mala...

    ResponderEliminar
  31. lana, tu amiga ha encontrado un mecanismo infalible para captar la atención del macho, pero que no lo use mucho porque perderá eficacia! En cuanto a eso de que al cabo de 1 min le cambie la respuesta o no se acuerde, ejem, es algo generalizado entre los maridos, hay que aprender a vivir con ello ;).

    India, es que lo de tus cacofonías le debe dar pánico a cualquiera! hasta a mí me daría... :D

    Tweety, si un hombre nos dice eso nosotras también nos echamos a temblar, y no es para menos. En cuanto a la venganza si te dejan, pues no sé... creo que nunca me han dejado por otra. Bueno, sí, una vez un comodín me dejó por otra, pero era un comodín, no es lo mismo, está claro. Creo que si me dejaran por otra me jodería muchísimo pero pensaría que mejor abrirle la puerta y mirar para otro lado, porque para qué lo quiero recuperar, si ya prefiere a otra?

    En cuanto a lo del perdón, hace tiempo le di muchas vueltas por algo que no viene al caso, y llegué a la conclusión de que se perdona pero no se olvida. Aunque eso da también para otro post.

    Temujin, vaya morro tienes! :D No, si lo de los monólogos delante del marido también lo conozco, si...

    ResponderEliminar
  32. Mer, yo confío en que acabaremos entendiéndonos, aunque igual peco de inocente, no lo tengo claro. Y desde luego, qué haríamos sin hombres! Menudo aburrimiento.

    Larry, por supuesto... nuestras cosas son importantes y las vuestras no tanto, qué esperabas! ;)

    Besos a todos!

    ResponderEliminar
  33. Nunca digo "tenemos que hablar", directamente le suelo el pollo sin previo aviso... no puedo evitarlo, soy incapaz de morderme la lengua...
    Pero me quedo con tu sabiduria amorosa, y lo tratare de pner en práctica! jaja
    Muy buen post, como siempre. Ah! y Feliz año!!!

    ResponderEliminar
  34. Su, pretender que alguien hable de algo que tu quieres en el momento que tu quieres no es muy respetuoso. Podría ser que tu necesidad de hablar tenga la misma prioridad que la suya de no hacerlo.
    Solo se trata de respetar las necesidades del otro, algo muy poco femenino por cierto.
    Coincido contigo en que no es bueno tener temas tabú, pero tampoco son buenos esos planteamientos de "lo que yo quiera y cuando yo quiera", además, darle vueltas a que dos y dos son cuatro es algo que los hombres llevamos fatal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Solo puntualizo una cosa, por si alguien es nuevo por aquí y aún no se ha enterado.

    Los post de Su siempre tienen un alto componente de cachondeo, está escritos sin intención alguna de ofender a nadie y muchísimo menos con ganas de crear malos rollos.

    Este no es uno de esos blogs sesudos donde la gente da su opinión con ganas de crear polémicas, es un blog de gente a la que nos gusta echar unas risas.

    Digo esto para que nadie se ofenda ni cosas raras...

    ResponderEliminar
  36. Ahora entiendo Descla porqué me rechazaste, ese rollito que te traes con Babi es sospechoso, esa compenetración que tenéis, eso de iros a tomar copichuelas juntitos sin mujeres y esa manía que nos tenéis...

    Esta claro que aquí hay tomate!!! Como ahora los chicos ya os podéis casar con los chicos si quieres podemos hacer una boda conjunta!!

    Ya nos contareis como va esa primera cita!!
    Love is in the air....

    ResponderEliminar
  37. Imaginaros que pronunciais la famosa frase:

    "Tenemos que hablar"
    y el otro interlocutor dice:
    "Ahora mismo cariño..."

    ¿Como nos ibais a criticar?
    Si tuviésemos la cobertura a tope por la noche creo que en el fondo no os gustaría ¿o si?...
    Un saludo os escucho atentamente ;D

    ResponderEliminar
  38. Marie, pues no sé yo como te irá con esa técnica de acoso y derribo! Para cuando te falle, toma nota de la otra ;).

    Babilonio, como que las mujeres no respetamos las necesidades del otro? No creo que eso sea así en general, de verdad. Sí que puede ser que seamos más impacientes que vosotros, pero no creo que por falta de respeto. De hecho, lo que comento de no plantear temas espinosos a partir de las 10 de la noche es tener en cuenta las necesidades o limitaciones del otro, no? Y cuando nos saltamos esa regla (muchísimas veces, lo sé....) es sin maldad, porque funcionamos de distinta manera. Y entonces se monta el pollo, lógico, y no culpo a nadie en este caso. Al final creo que el truco está en comprender nuestras limitaciones/funcionamientos mutuos y ser un poco flexible. Tan fácil y tan difícil a la vez.
    Lo de darle vueltas a que dos y dos son cuatro, en fin, sí, a veces somos un poco rolleras, pero en eso también hay que entendernos, es algo así como lo de vuestra cobertura ;).

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  39. jaja, vamos escribiendo a la vez. Gracias Eva, por puntualizar. Cualquier día me encuentro por aquí a algún hombre ofendido que se cree que soy una especie de feminazi. Lo de Descla y Babilonio está claro, la unión hace la fuerza, y están en un blog con mayoría de mujeres (aunque por suerte cada vez son más hombres comentando, eso lo hace más divertido).

    ResponderEliminar
  40. Temujin, el día que mi marido me diga "de qué", te juro que me quedo muda!!!! Entonces ya ni hablar ni ná, directamente lo que propone Eva, "¿follamos?" :DD

    ResponderEliminar
  41. Ahora más en serio... la verdad es que tener un marido con cobertura a tope por la noche sería muy raro, casi como tener una compañera de piso. No sé, igual no me acostumbraría, si en el fondo me gusta como sois, aunque no estaría mal un poco de sensibilidad de vez en cuando, jejeje...

    ResponderEliminar
  42. De todas formas... yo creo que esto tiene que estar ya pensado y meditado por "el creador" por que no se otras pero... mientras que un tio se levanta fresco como una lechuga y se va pochando durante el día... yo me levanto como un completo zombie; eso sí... a eso de las 9-10 que empieza a anochecer... los ojos se me abren como platos y el coco está mas despierto que nunca! Bueno, el coco y tó, que es algo que tampoco he compaginado muy bien con mis parejas, que yo por la noche tengo ganas de mambo pero por la mañana... me da una pereza...

    ains... se vé que deberían hacer horarios en el curro con las horas centrales libres para poder ver que pasa si las 2 partes estan en "igualdad de condiciones"?¿?¿?¿

    Aunque lo piensas... y en vacaciones se coincide a esas horas y llegan los mayores divorcios?¿?¿?¿ lo mismo "el creador" es más sabo de lo que pensábamos!!!

    bsss (mi nueva teoría)

    ResponderEliminar
  43. pd: en mis 9-10 me referia a mis 21-22!!!! (cuando anochece)

    ResponderEliminar
  44. Oye, lana, tu teoría no está mal, por eso el polvo de la siesta mola, nos pilla en sintonía! :D

    Bueno, va, que vais a pensar que no me tomo en serio lo que decís. En realidad lo decía en serio, pero es verdad, los hombres se van pochando, tienes toda la razón, me ha gustado la comparación. Y nosotras nos vamos cargando de adenalina porque nos faltan horas para todo lo que queremos hacer, esto es un sinvivir.

    Lo de los divorcios en vacaciones no falla, pero es que llegado a ese punto ya no conversación ni polvo que arregle el asunto...

    Besos (sigue con tus teorías, que estás inspirada)

    ResponderEliminar
  45. Yo eso de que unos se pochen a unas horas y se espabilen a otras creo que no depende de si eres hombre o mujer, yo personalmente me levanto super despejada y a partir de las diez estoy que me caigo de sueño.

    Personalmente odio los topicazos, eso de que todos los hombres son así o todas las mujeres piensan asá me parece una tontería, las personas somos personas y cada una en su individualidad es como es, independientemente de si es hombre o mujer.

    Yo creo que todos los que se quejan tanto es porque no han encontrado a la persona adecuada. Que ya se sabe que siempre hay un roto para un descosido, es cuestión de encontrar tu roto.

    ResponderEliminar
  46. Eva, yo creo que sí que tenemos características "de grupo", pero en general, y no todos somos iguales, eso está claro. Y estoy de acuerdo en lo del roto, cuando lo encuentras las cosas encajan bien a pesar de las diferencias. Lo malo es que a veces el roto no aparece, o aparece tarde, y lo bueno es que lo hace cuando menos te o esperas, por eso yo soy siempre de las optimistas que dice que en cualquier momento te puede cambiar la vida.

    Besos y buenas noches!

    ResponderEliminar
  47. Bueno Eva, yo no es por buscar tópicos, mi teoría está basada un poco en "la mayoría" pero como hay excepciones para todo... seguro que hay tios que se activen por las noches y lo mismo uno de esos encajaría genial contigo... (y mi teoría seguiría en pie, que anda que has tardao poco en desmontarla)

    "deberes generales": analizando a vustras parejas... si habeis tenido a los 2 tipos de "activaciones"... con quién os entendisteis mejor???

    (seguro que de chorradas como estas salen también los mejores estudios científicos!!! lo mismo de ésta nos forramos)

    ResponderEliminar
  48. También dependerá de días, digo yo... y si es la hora de la siesta también dependerá del alimento...Os sigo escuchando y me importan mucho vuestras opiniones ;D

    ResponderEliminar
  49. Yo, personalmente (y no se si el ser mujer tiene algo que ver o no) soy de las que recién levantada no soy persona y se me van cargando las pilas a medida que pasan las horas...

    En cuanto al polvo mañaner, nocturno o a la hora de la siesta...Hmmmmm.... veamos... si es uno bueno de verdad, la hora da lo mismo porque te quedas tan a gustito, jajajaja... Que a unas/unos les de más o menos pereza empezar según la hora del día, vale, pero una vez que has empezado y te has puesto a ello, si de verdad es "un buen polvo", luego ni te acuerdas de la pereza que te daba al principio, jejejeje

    Besosssss

    ResponderEliminar
  50. Ya me gustaría poder leerme todos los comentarios, pero me va a resultar imposible, al menos hoy, así que no descarto dejarte ahora un coment y otro día 3 o 4 más jajajaja

    Personalmente creo que esa frase ya viene con un rollo mu chungo.
    Es más, yo solo la he utilizado para dejar a alguien, osea, que peor todavía...
    Nosotros en casa jamás hemos usado esa frase. Creo que los 2 la asociamos con esa situación.

    Creo que si mi marido me viniese de primeras con esa frasecita, directamente mi contestación sería, " vale, hablamos lo que quieras pero el niño me lo quedo yo", así sin rodeos!.

    Lo de hablar pasadas las 21.00, bueno yo ampliaría más la franja horaria.
    Incluso, tengo la teoría de que la ondas que producen los electrodomésticos como la TV, radio, etc, provocan interferencias en la cobertura del cerebro masculino (a la hoguera iré por este comentario), al menos esa es mi experiencia.

    Además, tengo la absoluta certeza de(repito que en mi casa) que cualquier información que se les de que dure más 3 minutos, se perderá en el limbo de los olvidos.
    Así que hay que sintentizar al máximo las intrucciones que facilitamos para la tarea a realizar.

    Bueno mejor no sigo que me voy por los cerros de Ubeda y tampoco es plan.

    Un becho y felices fiestas a todos!

    ResponderEliminar
  51. Lana, yo solo he convivido con dos hombres y los dos eran más bien diurnos, pero mi teoría es que todos, hasta los nocturnos, más allá de cierta hora ponen el salvapantallas y no sirven para cosas "de pensar".

    Temujin, haces bien en que te importen nuestras opiniones, eres un hombre inteligente, jejejeje... En cuanto a lo que hayas comido, es cierto, no es lo mismo el polvo de la siesta habiendo comido sushi o fabada, no....

    Mer, tienes mcuha razón, yo siempre lo digo, si a los cinco minutos de empezar ya te has olvidado del cansancio y te quedas la mar de a gusto (y lo digo habiendo sido del bando contrario, que a mí antes a partir de las 10 no se me podían pedir "esfuerzos", qué tonta que era...). Y seré buena y no insistiré en que "total, son 10 min" ;).

    ResponderEliminar
  52. TETA, creo que iremos las dos a la Hoguera porque comparto tu teoría al 100%, no te cortes, sigue desarrollándola porque me estoy planteando ampliar el principio de un post que escribí hace tiempo acerca de los problemas de oido de los hombres (era este: http://elrincndesu.blogspot.com/2010/01/el-mito-del-hombre-simple-argumentos.html).

    Las interferencias con los electrodomésticos que no sean lavadoras, lavavajillas, microondas, ... es total. Molaría tener una sala como las que salen en las películas del FBI para los interrogatorios, esas que están acolchadas y encima se graba la conversación para que cuando, una semana después te diga "eso no me lo habías dicho", tú le puedas sacar la cinta! jajaja! (me lo imagino y me sale la vena malvada....).

    En cuanto a la duración de la conversación, nunca lo había pensado, pero es verdad. Y fíjate que 3 minutos me parece demasiado. Muchas veces haría falta un gráfico de apoyo, o una foto, o no sé, un esquema, algo que se les queda grabado, hay que pensarlo.

    Bueno, mejor no sigo yo porque me van a canear, pero tú sigue profundizando, no te cortes ;).

    Besitos a todos, sois un pozo de sabiduría!

    ResponderEliminar
  53. Dios!, no sabes cuantas veces he estado tentada de comprar una grabadora pero claro es algo inviable...
    No se pueden grabar todas las conversaciones!!!!!!

    Lo peor es escuchar excusas como, "claro, te aprovechas de mi mala memoria"

    Como diría un amigo mío, desde que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos.

    Esto da pa mucho nena!!!!!!

    ResponderEliminar
  54. TETA, a mí esa excusa todavía no me la han puesto, me lo como crudo! :D

    Pues hace poco me desmontaron mi teoría de que a un hombre hay que decirle las cosas dos veces, como mínimo, para que se acuerde. Da igual que te de una respuesta coherente o empiece una conversación sobre el tema, si solo se lo dices una vez es muy probable que luego lo borre de su memoria. Yo creo que se les queda en la RAM y por la noche se les borra, debe ser algo así. Entonces, para que se les guarde en el disco duro tienen que oirlo varias veces, al menos dos.

    Pero hace poco me quedé muerta porque mi marido olvidó por completo un tema que habíamos hablado al menos 20 veces en un periodo de tres años, lo juro. Entré en un estado semidepresivo, pensaba "ya no estoy a salvo de los olvidos masculinos de ninguna manera". Menos mal que el enamoramiento y todo eso cumple su función y les perdonamos esas cosas, que si no... :P

    Por cierto, no te animas a la quedada de Valencia? Tú estabas cerca, o lo he soñado yo?

    ResponderEliminar
  55. Esa frase me produce sudores frios. igual se debe a las negativas consecuencias que venian detras de ella. Yo es oirla salir de los labios de una mujer y poner a mi cerebro en DEFCON 1

    ResponderEliminar
  56. Voy a compartir con vosotros el mayor regalo que me hizo mi abuela hace años, esto sirve tanto para hombres como para mujeres.

    Siempre que tengas que decir algo que sabes de antemano que a la otra persona le va a molestar/doler/joder/cabrear empieza diciendo:

    "No te sepa mal lo que te voy a decir pero" y a continuación suelta lo que tengas que soltar.

    Mano de santo!! No se porqué pero esta frase dicha al principio tiene la virtud de suavizar cualquier cosa que venga después. Sabiduría de la abuela que ya sabéis que sabe más el diablo por viejo que por diablo y mi abuela ya pasa de los 90 añitos.

    Así que nada de "tenemos que hablar" que esta claro que nos espanta a todos, creo que es en lo único que estamos de acuerdo!!

    ResponderEliminar
  57. Kobal, me parece que todos coincidimos en el miedo que nos da la frase.

    Eva, tu abuela tenía mucha razón. Yo la última vez que planteé un tema espinoso en pareja dije algo del estilo "churriii, tenemos que hablar de una cosa...", con voz de preocupada y nada beligerante, y aunque se puso en guardia, no fue un drama (bueno, el tema era jodido, pero se pudo hablar). Si le dices "tenemos que hablar" y apareces con el hacha de guerra y voz de sargento, pues no es lo mismo.

    Al final lo importante creo que es intentar mantener una buena comunicación y no perderse nunca el respeto, porque como pases esa barrera se acabó todo. Qué complicado...

    Besitos a los dos.

    ResponderEliminar
  58. Yo a veces explico las cosas hasta la saciedad. Hasta que me dice, no hace falta que me expliques las cosas como si fuera tonto, pero curiosamente luego el resultado es el peor, entonces tengo que morderme la lengua (a veces lo consigo, a veces no) para no soltar cualquier barbaridad.
    Al final he llegado a la conclusión de que si quiero que hago se haga de una forma determinada, es mejor que lo haga yo directamente. Y punto.

    Lo de la quedada..., bueno, lejos lejos..., dsd que se ha inaugurado el Ave a Valencia estamos a tiro de piedra (1 hora y media, creo) jijijijijijiji
    Pero tengo una amiga que vive en Valencia y siempre me está dando la brasa para que vaya, así que si me animo algún día, te aviso y nos tomamos un "kofi" y ya si eso ponemos a los churris a parir bien a gusto!!!! jajajajajajaja
    ;-)

    ResponderEliminar
  59. Joder "La Teta Reina", eso yo lo llamo un buen nick... sigo escuchando...Un saludo a todas y si no puedo volver Feliz Año a todo el mundo. Esto es escuela y no donde fui yo..

    ResponderEliminar
  60. El año pasado actualicé mi versión NOVIO 5.0 por
    MARIDO 1.0 y me di cuenta que se había ralentizado
    considerablemente el desempeño completo del sistema,
    particularmente las aplicaciones FLORES y JOYAS, que
    operaban de maravilla en el versión NOVIO 5.0

    Además, MARIDO 1.0 me desinstalo otros programas
    valiosos del sistema como, ROMANCE 9.5 y ATENCIÓN
    PERSONAL 6.5, e instalo programas indeseables como
    CHAMPIONS LEAGUE 5.0, La COPA del REY 3.0,FORMULA UNO
    3.4, y la LIGA 4.1

    CONVERSACIONES 8..0 jamás volvió a arrancar y LIMPIEZA
    DEL HOGAR 2.6 simplemente hace que el sistema se
    colapse. He tratado de solucionar la situación con los
    programas DISCUSION 2.6 y RECLAMOS 1.8, pero no están
    disponibles.

    ¿Que puedo hacer?

    Atentamente…

    Desesperada


    (Respuesta del soporte técnico)

    Querida desesperada,

    Lo primero que tienes que tener en mente es que NOVIO
    5.0 es un paquete de Entretenimiento, mientras que
    MARIDO 1.0 es un sistema operativo.
    Por favor, introduce el comando: ' YO CREÍ QUE ME AMABAS.EXE' e
    intenta descargar LAGRIMAS 6.2 y no olvides instalar
    la actualización de 'NO SOY TU MADRE' 3.0

    Si la aplicación funciona tal y como esta diseñada,
    MARIDO 1.0 debería de ejecutar automáticamente las
    aplicaciones de JOYAS 2.0 y FLORES 3.5.

    Pero recuerda que un uso excesivo de las aplicaciones
    arriba mencionadas puede causar que MARIDO 1.0 ejecute
    por defecto GRUÑÓN 2.5, HAPPY HOUR 7.0, CERVEZA 6.1,
    CUBATAS 9.8…CERVEZA 6.1 es un programa muy malo que va
    a derivar en la descarga de RONQUIDOS BETA

    Cualquier cosa que hagas, por ningún motivo…. Pero por
    ningún, ningún motivo, instales SUEGRA 1.0 ya que
    ejecuta un troyano que eventualmente tomara control de
    todos los recursos del sistema.

    También, no intentes reinstalar el programa NOVIO 5.0,
    ni utilices CUERNOS 3.4 ya que son aplicaciones que no
    soporta el sistema y colapsara la versión MARIDO 1.0

    En resumen, MARIDO 1.0 es un programa genial, pero
    tiene una memoria muy limitada y no puede aprender
    nuevas aplicaciones rápidamente. Deberías de
    considerar comprar software adicional para mejorar el
    desempeño y la memoria.

    Te recomendamos COMIDA 3.0 y PICARDIAS 7.7

    Buena Suerte Servicio Técnico

    ResponderEliminar
  61. Es un correo que me han mandado y he pensado que pudiera ser de interés para el publico...
    Prospero 2011

    ResponderEliminar
  62. Es genial, Temujín.

    Feliz año para todos, con retraso.

    ResponderEliminar
  63. Bueno, Feliz 2011 ante todo. La frase suena a amenaza y de las gordas y yo creo que, cuando viene, tenemos cierta idea de lo que queréis hablar y por qué. Supongo que eso es lo que nos hace pedir tiempo.

    Además, como bien señalas, esa frase, pronunciada a partir de las 9 es una bomba de relojería. Casi siempre se pronuncia a esas horas, las que solemos estar los dos en casa.

    Cualquier conversación que busque un fin positivo no debería empezar con esa frase y a esas horas; y si se pretende lo contrario, lo mejor es pronunciarla justo cuando nos levantamos para ir a dormir. Al enemigo, ni agua.

    Besos.

    ResponderEliminar
  64. Temujin, me ha encantado! Se merece un post exclusivo, con tu permiso lo haré esta semana, para compartir tanta sabiduría ;).

    Bueno, y por lo demás, muchos besos a todos y feliz 2011, al menos que no sea peor que este. Estos días estoy un poco desaparecida, pero volveré, que os echo de menos.

    ResponderEliminar
  65. Feliz 2011 a todos!!

    Que se cumplan todos vuestros deseos!!

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  66. Acabo de leer el comentario de Temujin sobre novio 5.0 y marido 1.0.

    Buenísimo, genial, divertidísimo y real como la vida misma, jajajaja

    Su, espero impaciente tu post sobre el tema que, a buen seguro, será muy divertido e igualmente "real como la vida misma".

    Más besos para todos

    ResponderEliminar
  67. Hola Su.

    Ante todo pido disculpas por mi tardanza, feliz 2.011, que tengas un año muy feliz.

    Saludos. Juanjo.

    P.d.-1. El feliz es extensible a todos.
    P.d.-2. Nos vemos el 15, en Valencia.

    ResponderEliminar
  68. Su busca la versión "Para ellos" que es mucho mejor!

    Yo pensaba que esto solo lo entendíamos los informáticos, tiene bastante tiempo el chistecito ese, y si encuentras el original en inglés es mejor aún ;) así te puedes documentar bien para tu post.

    (Eva, de ocupa)

    ResponderEliminar
  69. Su, que tal? Soy Maitasun, te dejo mi nueva dirección de blog. Nos seguimos leyendo!

    http://porque-nunca-se-sabe2.blogspot.com/


    Besotes

    ResponderEliminar
  70. Eva, no sé por qué no ha salido el enlace que me has dejado, lo pongo yo con la versión femenina: http://bepop.com.ar/humor/cuentos76.html.

    Mer, Juanjo, Maitasun, feliz entrada de año a todos. A ver si me pongo las pilas y escribo algo pronto, que lo de las versiones de maridos y mujeres es interesante. Muchos besos!

    ResponderEliminar
  71. Hola Sue, muy divertido tu post y todos los comentarios!!! :D

    Por mi experiencia os digo una teoría que tengo sobre lo que cuenta Sue en su post, a ver qué opináis:

    - Cuando un hombre quiere hablar de algo con su chica, lo hace en un momento en el que por cualquier circunstancia viene a cuento (si no es algo verdaderamente serio)

    - Cuando una mujer quiere hablar de algo es porque lo ha estado rumiando y ha llegado a la conclusión de que es importante y debe hacer el esfuerzo de contarlo. Inevitablemente elije el momento en que más bajo de energía está su chico porque le cuesta un esfuerzo hacerlo, y claro está que a él no le va a apetecer tener una conversación seria

    También pasa que si a ciertas horas un hombre está viendo la tele es porque está cansado y quiere relajarse, por lo que si una mujer se pone a hablarle esperando una total atención se equivoca totalmente de momento. A partir de ahí vamos perdiendo "cobertura", como dices tú, jejeje

    ¡Ah! Y creo también que a base de que repitáis las cosas nos acostumbramos a un cierto número de repeticiones antes de usar una valiosa neurona para recordar algo ya que sabemos que lo volveréis a repetir por lo menos 4 o 5 veces más, jejeje. Además es que si decís las cosas cuando no estamos escuchando es normal... (ver párrafo anterior :D )

    ResponderEliminar
  72. No sé a vosotros (hombres), pero a mí me pasa también que siempre que viene mi chica a casa se pone a organizarme las cosas. Cuando le digo que a mí no me gusta así no hace ni caso. Por supuesto luego lo pongo como a mí me parece bien pero la siguiente vez lo vuelve a hacer y me pregunta porqué lo he cambiado (pues porque es mi casa y me da la gana). Igual con muchos otros temas.

    Creo que en el fondo no buscáis pareja, sino que sois asesoras personales buscando trabajo :D

    Debe ser algún programa oculto en vuestro cerebro...

    ResponderEliminar
  73. Claro, claro viajero... Todas todas todas somos iguales...

    No sera que el problema (bastante visible, por cierto) lo tienes tu por no saber elegir novia?

    ResponderEliminar
  74. Viajero, veo que has entrado guerrero, eso está bien. Mmmm... déjame que piense...

    - Lo de que un hombre quiera hablar de algo con su chica suele ser raro, y casi siempre por algo muy gordo (que le han despedido, que alguien está enfermo, que la va a dejar por otra...). Vamos, que hablar de cosas más normales, yo creo que es muy raro que lo fomente.

    - En lo de elegir el momento en el que está su chico más bajo de energía discrepo: somos inoportunas muchas veces, eso sí, elegimos mal el momento, pero no lo hacemos adrede (al menos la mayoría).

    - En cuanto a lo de que os acostumbráis a que repitamos las cosas y por eso no os esforzáis, menudo cachondo! :D No cuela, eh! ;)

    - Y respecto a lo de cambiar las cosas, no sé, yo nunca lo he hecho cuando no he estado en mi casa, igual soy rarita, así que no puedo opinar, no sé si es algo generalizado. Lástima que hayas entrado tarde en el debate y no queden muchos hombres por aquí para contarnos su experiencia. A estas alturas solo quedamos Eva y yo!

    Igual has elegido novias demasiado "femeninas". Por aquí es que las lectoras son bastante "masculinas", se demostró en esta entrada: http://elrincndesu.blogspot.com/2010/09/eres-un-hombre-de-verdad-test-de-la.html

    Besos!

    ResponderEliminar
  75. !Muy bueno SU! y todo cierto! Tan cierto que a mi pareja y a mí nos ha destrozado la vida tras 30 años. Ahora que estoy disfrutando de tanta libertad, me abofeteo por no haberlo hecho antes. ¡Cuánta vida me he perdido!. Pero ¡Dios mío! ¡cuánta me queda por delante!

    ResponderEliminar
  76. Anónimo, lo bueno es precisamente eso, toda la que te queda por delante!

    ResponderEliminar