20 de junio de 2010

Cómo conseguir que tu marido haga lo que tú quieres

El mito del hombre simple. Argumentos ¿En contra? ¿A favor? ¡No tengo ni idea! :D (Parte 5)

¿A que mola el título que le he puesto al post, eh? Pues que sepáis que lo que vais a leer a continuación es un método casi infalible para conseguir que los hombres en general, no sólo los maridos o similares, hagan lo que vosotras queráis. Y no me refiero a tenerlos contentos en la cama, ¡que os veo venir! Eso también es importante, pero no es suficiente y con el tiempo pierde efectividad.

Vamos al grano. Tras muchos años de trato continuado con hombres en las situaciones más variadas, he de decir que es muy complicado hablar con ellos. Debéis pensar que me he vuelto loca o estoy de coña, pero no, no no no, nada de eso. Las leyendas urbanas dicen que somos nosotras las que hablamos en clave y las que lo complicamos todo, pero hoy me he propuesto demostrar que no es así.

Imaginemos una situación de lo más normal: Estás en casa con tu marido, y llevas varios días dándole vueltas a la cabeza con algún tema que tenéis que decidir conjuntamente, y que tú sabes que es una buena idea. No hablo de arreglar el fregadero que gotea, por ejemplo, para eso llamas a un fontanero, y ya está. Así, de entrada, y en teoría, no debería ser tan complicado, ¿no? Se lo preguntas, y lo habláis... Por ejemplo:

- Tú: “Cariño, qué te parece si compramos un mueble para el salón, que el que tenemos es pequeño y está hecho polvo?”

- Él: ¿Un mueble para el salón? ¡Tú estás loca! ¡Con la crisis que hay, y tú pensando en gastar!

Siento decirte que si haces esto has cometido un error de principiante, porque tu marido no es una mujer, es un hombre, y como tal, tienes que aprender a utilizar la “Técnica de la Semilla”, algo que me enseñó mi abuela hace muchos años. Ella me decía siempre: “Nena, con los hombres hay que tener picardía”. Yo a los veinte años no lo acababa de entender, pensaba que eso eran cosas de abuelas, pero no, después de dos matrimonios me he dado cuenta de que era un consejo muy sabio. Veamos en qué consiste esto de “Plantar la Semilla”.

La convivencia te enseña que a un hombre no le puedes hacer una pregunta directa, a menos que quieras tener bronca. Si haces eso, lo normal es que te diga que NO, así, sin más, aunque más tarde a lo mejor se lo piense (siempre que se lo hayas dicho dos veces, porque si sólo se lo dices una, es como si no le hubieras dicho nada, ya que su cerebro no suele ser capaz de procesar la información a la primera, que lo sepas). Lo que debes hacer es dar un rodeo, planteándole una situación que no requiera una respuesta, de manera que le dejas la semilla en algún rincón de su cerebro, y pasado el tiempo, y habiéndola regado de vez en cuanto, de repente un día te dirá “Oye, pues sí”, porque sencillamente creerá que ha sido idea suya. (A que soy lista, ¿eh?, jeje).

El planteamiento correcto de la pregunta anterior sería este:

-          Tú: “Mira qué mueble más chulo. Y además es barato. En este cabría una tele grande”.

-          Él: “Vale” (suponiendo que diga algo, claro).

Unos días más tarde, vuelves al ataque:

-          Tú: “Cariño, he visto una tele de 42” muy barata, por XXX euros, en no-sé-donde, la podríamos comprar. Aunque no sé si cabrá en este mueble…”.

-          Él: “Pues podríamos comprar un mueble de salón nuevo, que éste está muy viejo ya”.

¡Prueba superada! :D. Hay que decir que el proceso suele ser más largo, no penséis que lo vais a conseguir en solo dos asaltos, eso pocas veces ocurre, lo normal es necesitar cinco o seis.

Así que, mujeres del mundo, no olvidéis nunca que ante una pregunta directa, vuestros maridos se pondrán a la defensiva y dirán de entrada que NO, sin ni siquiera haber escuchado lo que decís. Tal vez sea una forma de reafirmar su hombría, o les gusta llevarnos la contraria, o puede que no tengan ganas de salir de la caja en la que están metidos en ese momento y ponerse a pensar en otra cosa. O quizá, simplemente no tienen ganas de hablar, tampoco hay que pensar siempre mal. Por lo tanto, solo os queda una opción: ir con rodeos como en el famoso “alguien ha matado a alguien” de Gila.

Hay que decir que la técnica no es infalible. El marido avispado se dará cuenta enseguida de que quieres algo, y te contestará con una frase del estilo “No me líes, ¡que te conozco!”, pero dará por hecho de antemano que está perdido, ya sea por lo insistente que eres o porque sabe que tienes razón, y te acabará diciendo la famosa frase “lo que tú digas, cariño”, que a las mujeres nos pone de los nervios porque nunca sabemos si está dicha en serio o en plan sarcástico. Un consejo: nunca le plantees un tema “de pensar” a partir de las nueve de la noche, porque a esa hora ya sabes que no le queda cobertura (para saber más sobre el tema, os remito al primer post de este blog, aquí: "Problemas de cobertura").

Todo esto viene a cuento del falso mito del hombre simple. Porque vamos a ver… lo normal es que digan que cuando ellos dicen NO, es NO, y cuando dicen SÍ, es SÍ, pero que con nosotras necesitan utilizar un diccionario para entender lo que queremos decir, porque el español normal no vale (ese diccionario para hombres lo podéis encontrar en mi otro blog, aquí, sacado de Internet). Pero, ¿qué pasa con ellos? ¿Es verdad que cuando dicen NO, es siempre NO? Yo tengo serias dudas al respecto. Veamos.

Qué quiere decir tu marido cuando, en medio de una discusión amistosa, contesta:

-          NO: “No lo he pensado, no tengo ni idea, pero por si acaso, es que NO”.

-          NO SÉ: “Vale, me has convencido, pero no lo pienso reconocer”.

-          ¿TIENE QUE SER AHORA?: “No quiero que sea ahora, ni mañana, ni pasado, ni nunca”.

-          QUÉ GUAPA QUE ERES (con sonrisa añadida): “Tienes razón, cambiemos de tema”.

-          DAME UN BESO (con sonrisa tierna): “Tienes razón, soy un cabezón, te voy a engatusar”.

-          : “Desde el principio sabía que tenías razón, pero no pensaba reconocerlo”.

-          BUENO: “Tienes razón, no insistas”.

-          M (Así, “m”, no “mmm…”, solo una M gutural): “No tengo ni idea, soy incapaz de pensar en este momento”.

-          NO TE OIGO: “A ver si me escapo haciendo la gracia del teléfono que tiene interferencias”.

¿Quién dijo que éramos solo nosotras las que hablábamos en clave? Bueno, para ser justos, reconozco que nuestro vocabulario contradictorio es bastante más amplio, es cierto ;).


Instrucciones adicionales de aplicación del “Método de la Semilla”

Algunas veces se da un fenómeno curioso: puedes llevar meses discutiendo acerca de un tema que para él es siempre un NO rotundo y no negociable, y de repente un día, sin saber por qué, surge de nuevo por casualidad, cuando tú ya te habías dado por vencida (sí, a veces ocurre...), y sin más te dice: “Vale, vamos a hacerlo”, que te quedas a cuadros y le preguntas “¿Y eso? ¡Si antes no querías ni muerto!”, “Mujer, ¡es que me tienes que decir las cosas poco a poco, no todas a la vez!”.

O sea, que ya sabéis: si hay varios temas que os rondan por la cabeza, tened paciencia y haced una lista de prioridades, no planteéis nunca más de dos cosas a la vez.

Los hombres son secuenciales, solo pueden resolver los problemas de uno en uno, y encima a los domésticos no les darán prioridad, ¡así que como para soltarlos todos de golpe! Directamente, se cortocircuitan, y la bronca está asegurada, así que paciencia, y ¡ten picardía! :D.








Para quien tenga curiosidad y no quiera perderse en el blog, recapitulo mi "tesis" acerca del Mito del Hombre Simple y os pongo los enlaces:

- Argumentos a favor:

- Argumentos en contra:
Y el de hoy lo ponemos aquí, que si no, me quedo sin argumentos! :D


Os dejo con un vídeo del genial Mark Gungor, del que ya puse la "historia de dos cerebros" en el post "la famosa pregunta ¿en qué piensas, cariño?". Vale la pena verlo, en serio :).



80 comentarios:

  1. Muy buenos consejos..jajajaja..los tendré en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Como se les convence después de un polvo, que se queden un ratito mas en la cama cuando les da el nervio absurdo de tener que hacer cosas en una mañana de domingo?

    Muy buen post. Un besito

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja Su, muy bueno el consejo de tu sabia abuela, plantar la semilla me parece un método genial. Porque creo que a veces somos tan directas e inquisitivas que asi poco se va a conseguir (lo digo por mi)Como tu, pienso que tambien tienen su aquel y cada uno lleva su manual, es decir, que simples simples no son.

    Luego cuando tenga más tiempo vuelvo para ver el video y revisar tus enlaces, por si se me ha escapado alguno ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. jjajaajjja, es verdad, el sexo acaba perdiendo eficacia...tendé que probar con la "semillita"...¡Ya os contaré!
    ¡Gracias por las ideas guapa!

    ResponderEliminar
  5. Mano izquierda, que dice mi madre..."Tú Almu, mano izquierda siempre, que a un hombre cuanto más le digas lo que tiene que hacer, más se aturulla...una cosa detrás de la otra y al final conseguirás hacer lo que te de la gana"..

    Y la verdad es que es lo que más funciona.

    Lo que pasa es que me jode un poco tener que dar tanta vaselina para que se pongan unas jodidas mosquiteras, por ejemplo...

    Un beso Su de mi corazón, como siempre, excelente post.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que con los hombres (y con las mujeres también) hay que ir con picardía, yo soy una experta en hacer creer a la gente que "la idea es suya" :P

    ResponderEliminar
  7. Su eres buena, eres muy buena. Un consejo y una teoría tremendamente simple. Me encanta.

    Yo siempre hice eso de dar un rodeo y hacer que se le ocurra a él. Siempre funciona!!!! (hasta que me canso y le digo que tiene que hacer lo que yo diga...) Sigue así. Quiero más

    En serio es una tesis??? Cuánto merito...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Lakacerola, tenlos en cuenta que a veces funcionan :D

    Blind-y, eso quisiera saber yo! jaja! Eso que dices da para otro post, podría ser tema de debate. Cuando deciden que hay que levantarse de la cama es imposible convencerles de lo contrario. Les entra una especie de "neura" por hacer lo que sea, o nada en particular, simplemente "es hora de levantarse". Hija mía, no tengo ni idea, pero lo pensaré... Si se te ocurre algo que funcione, avisa! :D

    Sieslo, es que mi abuela era muy sabia (y mi abuelo un pedazo de pan, eso también...). Yo suelo conseguir poca cosa yendo directa, es muy triste ;). Mira el vídeo si tienes un rato, que vale la pena.

    Juno, ya verás como funciona. Lo del sexo también es necesario, porque sin eso no hay semilla que valga, pero no es suficiente. Eso sí, semilla sin sexo tampoco vale, el sexo es algo así como el abono necesario :).

    ResponderEliminar
  9. Claaaaaro! Yo tb estoy convencida de que lo mejor es hacerles creer que son ellos los que tienen la brillante idea.
    Pero que yo no sabía lo de la semilla. Y fíjate, que me ha molao.
    :)


    Besos, Su!!

    ResponderEliminar
  10. Cactus, tu madre lo resume de maravilla. Y estoy contigo, tener que ir con tanto rodeo cuando las cosas se podrían resolver de forma directa, a veces es agotador y cansa mucho. Yo he tenido más de una discusión por eso, por estar harta de tener que poner siempre paños calientes, y que luego me digan encima que nosotras somos complicadas. Si es que... :)

    Eva, con las mujeres también viene bien, pero creo que con la mayoría se puede hablar de forma más directa. Y si no se puede, es mucho más difícil plantar la semilla en la cabeza de una mujer, que en la de un hombre, no crees?

    teologiadeS, me ha encantado eso de que "hasta que te cansas y le dices que tiene que hacer lo que tú digas", jaja! Y te funciona? A mí no me ha funcionado nunca, pero fíjate que hace poco decidí que en muy contadas ocasiones lo iba a emplear. A veces somos tan negociadoras y queremos llegar a todo por consenso, que nos olvidamos de que a veces hay que decir que no, que se hace lo que yo digo :D:D

    Y lo de la tesis es broma, jaja. Lo he llamado así porque es un tema abierto y lo voy argumentado sobre la marcha. Digamos que siempre he pensado que era mito eso del hombre simple, y voy intentado argumentarlo (siempre de broma y con cariño, por supuesto). Me alegro de que te guste. Una tesis no, pero igual un libro podría salir :P

    ResponderEliminar
  11. A mi si me ha funcionado lo de hacer lo que yo quiera pero claro no estoy casada y lo mismo eso luego cambia... Y mi chico es un poco hacer lo que diga por tal de no escucharme... como siempre pero yo si digo hacer algo lo hago y eso de no te escuchaba... me da igual. De verdad me encanta!! y ojalá salga un libro!!!

    ResponderEliminar
  12. Lourdes, creo que los hombres me van a odiar por daros estas ideas, jaja!

    teologiadeS, me tienes asombrada, te has leído el mito del hombre simple del tirón! Qué ilusión... Pues nada, me iré planteando lo de escribir un libro. La verdad es que no es mal nombre, "El Mito del Hombre Simple". Como un día vea por ahí uno con ese título me da algo :P

    Muchos besotes a todas :)

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno lo de la semilla...jaja...yo, como buena hija única, tengo mis tácticas, que no son las del pataleo, porque esas con mis padres no funcionaban...sino que voy de a poco, paso a paso, hasta que ya los tienes convencidos, al final les terminas ganando por cansancio, jaja...y sino...mi frase "no importa, yo te quiero igual", que siempre funciona...o por lo menos con quien la he aplicado...jaja...besotees Su...tus post son para publicar un libro

    ResponderEliminar
  14. PD: hay un libro que se llama "Como Lograr Que Los Demás Se Salgan Con La Nuestra" del escritor uruguayo Enrique Ortega Salinas, aplicado al trabajo y a las relaciones humanas pero no a las de pareja...así que lo tuyo sería para publicación...anímate

    ResponderEliminar
  15. No creo que lo veas y mira que hay muchas investigaciones de psicólogas frustradas que intentan lo que tu estás haciendo bastante bien.

    Cuando lo escribas avisas que me pido uno!!

    ResponderEliminar
  16. teologiadeS, estábamos escribiendo a la vez, acabo de ver tu comentario :). Nada, nada, si publico un libro algún día, te lo dedico, como precursora de la idea, prometido ;).

    En cuanto a los que dices de si cambia eso luego de casada, no lo creo, no depende de estar casado o no, sino de cómo es la persona. En todo caso, si algo no funciona, cuando te casas cambia a peor, eso sí! :D

    Marita, me voy a acabar tomando ne serio lo del libro, jaja!

    Muchas gracias a las dos por los ánimos literarios. Besotes!

    ResponderEliminar
  17. teologíadeS, cuando empecé a escribir cosas de estas, hace unos cuatro años, lo hice en forma de libro y lo compartía con algunos amigos, que fueron los que me animaron a hacer un blog. Al "libro" lo llamé "Los hombres: Manual de uso y disfrute", en el año 2006, más o menos, y resulta que en el 2004 se había publicado uno con ese título, y yo no lo sabía (ni lo he leído tampoco). Si tecleo en internet esa búsqueda (Mito del Hombre Simple), sale mi blog y cosas del hombre lobo y el hombre en la luna! :). Vete tú a saber, cualquier día teclea alguien algo en internet y "me roba" el nombre ;)

    Por cierto, después de ver que el título existía, lo llamé "De los 30 a los 40: manual de supervivencia", pero ahora he escrito tanto que más que un libro sería una enciclopedia.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  18. Eso ocurre la mayoría de veces cuando mencionamos la palabra "comprar"...en otros casos, creo que suelen estar de acuerdo.

    ResponderEliminar
  19. Creo que evitaré con todos mis medios que mi novia descubra este lugar... ;P

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. DANYGIRL, yo he debido tener muy mala suerte, porque con mi ex me pasaba con todo (igual por eso se convirtió en mi ex), y después con otros me siguió pasando a menudo. Por supuesto, con lo de "comprar" es automático en casi todos! :D

    Jauroles, haces bien, pero no creas que te vas a escapar, jeje, seguramente conoce la técnica, aunque quizá no le ha puesto nombre todavía ;)

    Muchos besos a los dos.

    ResponderEliminar
  21. Ahora entiendo porque voy por el tercer fracaso!!!

    ...es que a mi no me da para dar tanta vuelta, para mi al pan, pan y al vino, vino; y dejemosnos de tonterias....

    ...y asi me ha ido....

    deberia haber leido este post hace unos años....a ver si aprendia, aunque no se si me da el nervio para dar tanta vuelta...no?

    ja ja ja!!

    Un beso, idola de multitudes !!!!!

    ResponderEliminar
  22. Querida Su, aprecio una pequeña fisura en tu exposición que para nada le exime de su certeza, pero creo que todos los matices deben ser comentados. Me refiero al ejemplo del mueble del salón. Vamos a ver, el problema es que a un tío por lo general, un mueble de salón es un trasto que hay que tener ahí para cubrir un hueco de pared y (fundamental) sostener una tele frente a un sofá. Por tanto si le entras al tío diciéndole que el mueble está pasado de moda, viejo o roto (a excepción de que esa rotura haga peligrar la estabilidad de la tele), le importará un carajo y sólo verá que es gastar pasta inútilmente. Estoy seguro de que a 8 de cada 10 hombres que les pidas que te describan el mueble de su salón, apenas aciertan con 1 ó 2 características del mismo.

    Pero amiga, tu habilidad no es ir indirecta al tema, sino meter en el mismo une herramienta de trueque y nada menos que uno de los objetos fundamentales para la vida del hombre: LA TELE. El no ha claudicado, ha hecho un trato contigo, si tu no te quejas de que me gaste una pasta si compro un "peaso" tele de 42" para ver el mundial con ls amigotes, yo estoy dispuesto a cambio a comprarte el inútil mueble de las narices que no se para que demonios quieres cueste lo que cueste. Y esa es la realidad del asunto, el mueble se convierte en un medio asumible para el fin deseado, la tele, no es quer le hayas despistado yendo con indirectas ni mucho menos.

    Si quieres comprobar mi teoría, haz la prueba diciéndole que quieres cambiar la mesita de noche con el argumento de que has visto una lamparita nueva muy mona y muy barata y verás como en ese caso no funciona, porque la lamparita le importa lo mismo que el mueble, osea, nada, y por tanto no hay trato posible.

    Por lo demás, todo cierto, como de costumbre. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Mi madre, también me dice eso de la picardía!! creo que una técnica ancestral que ha ido pasando de mujer a mujer, eso si yo aún tengo que pulirla.
    Me voy a poner ya a prácticar tu técnica con mi posible, a ver si poquito a poco, se espabila jejejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que picardia ni nada, uno decide si se hace y punto, no hay para que etsar rogando por hacer algo que se debe hacer, sino, se le dice !no te preopupes me las arreglo sola, ya no necesito de tu ayuda!!!

      Eliminar
  24. Jajaja, te ha faltado el "aha" que significa: lo que tu digas cariño aunque no se ni lo que me estás contando, no me interesa, callate de una vez!
    "Si cariño" versión larga de la anterior.
    Creo que a mi la tecnica de la semilla se me daría fatal porque no tengo paciencia para currarme una estrategia de abordaje, soy muy bruta, que le vamos a hacer!
    Muy bueno el post!

    ResponderEliminar
  25. En el otro blog resumí como para no entrar en detalles aquí. Hay otros modos de intentar que obedezcamos, en los que la sutileza juega un papel poco evidente. Basta con estar permanentemente descontenta de lo que haces, de cómo lo haces, de lo que no haces, de lo que le pasa (culpa de uno, casualmente) ....para rematar con la alusión "sutil" al egoismo masculino y así .....
    Los hombres cargamos (con cierta razón) con el sambenito de que las cosas del hogar no son prioritarias, pero a veces todo comienza porque el hogar sea el lugar donde te sientes mejor, si no es así..... la implicación es más difícil. Pero el tema nos llevaría a reflexiones más complejas que aquí no proceden.

    ResponderEliminar
  26. jajajaja, mi madre es una maestra. Casi siempre lo consigue...y después de tantos años con ella creo que algo he aprendido.
    LAs madres podrían dar conferencias de ello jejejejeje

    ResponderEliminar
  27. Pues a mi fue él el que me convenció para cambiar de tele y ahora que lo pienso ¡sigo con el mismo mueble en el salón!!!!!!!

    ResponderEliminar
  28. Qué bueno!!! Ahora entiendo por qué muchas veces no he conseguido lo que quería en ese momento!

    Desde pequeña he estado intentando comprender qué era eso de la "picardía" famosa que también decía siempre mi abuela (¿se lo enseñarían a todas en los cursos de corte y confección que les daban antes en el colegio?). Y mira por dónde, acabo de entenderlo todo!!

    Espero que haya una segunda parte, jajaja!

    Un beso, Su

    ResponderEliminar
  29. Cheli, yo reconozco que es agotador, a mí me da mucha rabia tener que hacerlo, pero mi abuela tenía razón, o lo haces, o en general estás muerta. :)

    Ratón Pérez, me has pillado, jaja! Por eso este ejemplo valía solo con dos asaltos, el de la mesilla necesitaría seis o siete, y probablemente tendría que terminar sin negociación, o sea con la frase "pues vamos y la compramos!", que esa parte no la he puesto, pero a veces es necesaria. Seguro que algo de esto también te suena :).

    Otra opción es "lesionar" a la mesa, en plan "se ha roto, hay que cambiarla, qué pena...", pero esa me gusta menos, por aquello de que uno empieza con las mentiras y tampoco es plan.

    Pio, yo creo que he caído en la cuenta "de mayor", porque ya soy madre y tengo una edad, como se suele decir. Hasta ahora la aplicaba inconscientemente, ahora lo hago adrede :).

    Tú empieza poco a poco, que a los maridos o futuros maridos hay que ir "educándoles" :D

    Mamalis, ese "sí, cariño", o "lo que tú digas, cariño" es mortal, yo prefiero que me digan que no a que me den la razón para que me calle, sobre todo porque se les nota mucho :). La paciencia, por suerte o por desgracia, se aprende con los años.

    ResponderEliminar
  30. Euclides, no sabes cómo te comprendo... Yo viví eso de la insatisfacción permanente del cónyuge, que en mi caso era absolutamente con todo, y juro que no exagero. En esas circunstancias poco vale porque directamente la comunicación es imposible, al menos lo era en mi caso. Lo de tratar de culpabilizar al otro por todo también me suena.

    Lo que dices al final es exactamente así: hay que tratar de que el hogar sea efectivamente el lugar donde te sientes mejor, sólo así tendrás ganas de volver cada día y habrá una buena predisposición por ambas partes para cualquier cosa. Y por cierto, aquí puedes hablar de lo que quieras, faltaría más. Todo lo que sea debatir entre amigos, de lo que sea, es bienvenido.

    Teta Reina, ay las madres! Qué haríamos sin ellas ;)

    Leticia, creo que necesitas un cursillo acelerado! :D

    Alice, lo de la picardía debe ser cosa de la época, seguro que lo comentaban entre ellas a la hora del café. En cuanto a una segunda parte, igual se me ocurre algo, vuestros comentarios me ayudan mucho ;)

    claudia, la sabiduría de las abuelas!

    Muchos besos a todos, y gracias por pasaros por aquí :)

    ResponderEliminar
  31. Vaya Su, eso de lesionar bienes intencionadamente me recuerda la táctica de un amigo común nuestro, que recien casado sacrificó su camisa favorita quemándola intencionadamente con la plancha a cambio de que ella le dijera "¡¡¡Eres un inútil, trae aquí que ya palncahré yo las camisas antes de que te quedes sin ninguna!!!" En privado te diré de quien se trata.

    ResponderEliminar
  32. Jaja! Es una buena táctica la de nuestro amigo, muchas mujeres dicen eso de "déjame a mí, que tú no sabes!". Conmigo eso nunca ha funcionado, soy mala malísima, yo lo que digo es "Mira que eres bruto! Sigue planchando, que así aprenderás!" :D

    Se me ocurre quién puede ser, ya me lo contarás. Besos!

    ResponderEliminar
  33. Mmmmmm no me gustan las generalidades, querida Su, pero en parte tienes razón. Los tíos para ciertas cosas somos más simples que el mecanismo de un chupete. Personalmente yo cuando digo NO es NO y cuando sigo SI es SI, BUENO, NO SÉ,.... XD

    ResponderEliminar
  34. Juer...que sabia eres! ^^

    Muuuy buenas lecciones! Tomo nota! A ver si aprendo jardinería (por lo de la semilla, digo! :P)!

    Besicos, guapa!

    ResponderEliminar
  35. Su:
    Lo que pretendo, con todo, es no perder el humor, la vida da de todo, y cuando es bueno se disfruta. Pero es demasiado complicada como para resumirla solo en problemas de corazón, y no siempre son estos los que te dan los disgustos mayores. Desde mi punto de vista, claro.

    ResponderEliminar
  36. Miguel, me ha quedado claro :D.

    Martha, ya sabes, "sabe más el diablo por viejo que por diablo". Debe ser que estoy entrando (o he entrado ya) en la categoría de "madre", no sé si alegrarme! :S

    Euclides, tomarse las cosas con humor es fundamental si no se quiere vivir amargado y amargando a los demás, al menos yo lo veo así. Y desde luego, los problemas más gordos no son necesariamente sentimentales, pero el mal de amores hace sufrir mucho, es algo que siempre me ha llamado la atención. Entre amigas muchas veces comentamos cuánto se sufre por un hombre, y es que a veces es casi desproporcionado.

    Muchos besos a todos. :)

    ResponderEliminar
  37. joder, lo que aprendo leyéndote... y yo pensando que lo sabía (casi) todo en lo que a hombres y sus relaciones se refiere... qué equivocadísima estabaaaaa!!!
    Un abrazo y gracias por ilustrarme!

    ResponderEliminar
  38. Esthertxu, con los hombres nunca deja una de aprender, que no hay quien les entienda :D.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  39. JAJAJAJJAJAJAJA
    Qué bueno!!!
    Lo único q mi pareja ha leído el post antes que yo y creo que va a preveer mis futuras consideraciones a la hora de pedir... Tendré que planificar una táctica de evasión momentánea XDDD
    Bss! ^^

    ResponderEliminar
  40. Santa y Bruja, no te preocupes, la experiencia me dice que aunque conozcan la técnica, "la picardía" sigue siendo igual de efectiva, no son capaces de combatirla. Nosotras creo que seríamos más peligrosas si fuera al revés, no ocnviene contarnos los trucos ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  41. ¿ Y que me dices de cuando se te ha olvidado que estabas sembrando semilla y ha pasado tanto tiempo que tú has cambiado de idea y te viene con que si, que es buena idea lo que tu querias??

    Eso me ha pasado a mi....y con el tema de tener más hijos...hay que joderse.

    ResponderEliminar
  42. jajajajajaja lo de la picardia creo que es un mito de las abuelas, jajajaja parace que estas en mi casa tomando notas para hacer tus post jajajajaja en ocasiones tengo miedo jajaja

    ResponderEliminar
  43. molinos... ¡eso es una putada! jaja! A mí nunca me ha pasado, pero toco madera por si acaso.

    Beuka, si es que deberíamos hacerles más caso a las abuelas y a las madres, si nos dicen las cosas es por algo :)

    Besos a las dos!

    ResponderEliminar
  44. Pero Suuuuuuuuuuu!!! Cuidadooooooooo!! Que el churri se va a enterar de todas las estrategiassss!!!!!!

    Por cierto, y yo qué hago si no tengo picardía ninguna? Con decirte que en EGB me echaban siempre al pasillo porque no sabía hablar con mis compañereos sin que me pillaran...

    Me lo vas a tener que explicar en persona... esto me pasa por no haber tenido abuelas :@

    Beeesoooos!!!

    ResponderEliminar
  45. jajaja, coincido con Ratón Pérez y respecto a la frase de "tiene que ser ahora" creo que la usamos más como "¿no ves que estoy ocupado sacándole brillo a la neurona?"

    Un saludo

    ResponderEliminar
  46. Ro, no te preocupes, el churri ya conoce las estrategias y está curado de espanto! :D. Mañana te lo explico yo con unas cañitas después de una buena mascletá :).

    Papalobo, si es que a veces somos muy oportunas, y reconozco que solemos tener poca paciencia, si es "ahora", es "ahora". Pero eso tiene una explicación: normalmente tenemos miles de cosas que hacer, y si en ese momento nos quitamos una, pues una menos que tenemos. Al menos a mí me pasa eso, y reconozco que me cuesta mucho esperar, aunque el 99% de las cosas puedan esperar.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  47. jou Su!!! otras de tus "clases magistrales"!!! hoy no tengo tiempo, pero mañana en cuanto salga del curro... me lo leo! ya te comento mañana!!!

    un besazo!

    ResponderEliminar
  48. lana, aquí estaré cuando vuelvas ;). Besos!

    ResponderEliminar
  49. Todos esos consejos que das son para hombres complejos y racionales. Los simples reaccionamos mejor con el sexo.

    ResponderEliminar
  50. ulises, es verdad que he conocido alguna excepción que probablemente solo con sexo se habría conformado, pero hay que ser demasiado simple, no sé yo... Lo que tengo claro es que, además de la semilla, conviene que el marido esté bien servido, si no el método pierde eficacia.

    Mi abuela me daba otro consejo, que daría para otro post. Era este:

    "Nena, cuando tu marido quiera "hacer algo", tienes que estar siempre dispuesta, y cuando quieras tú, tienes que insinuárselo sin agobiarle, y si no se da por aludido, te aguantas".

    Sin comentarios, al menos en este comentario tan largo que me ha salido, lo dejo para un post futuro ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  51. La idea es buena, pocas lo aplicáis, y además nosotros preferimos ese trato. Y vosotras también. Los disgustos se tienen que administrar poco a poco, jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Juanjo, yo reconozco que lo aplico a menudo, y no solo con el churri, también con mi jefe, jeje (los dos lo saben, no les engaño), y es efectivo, os lo aseguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  53. ¿Vale también con Jedis? Porque a mi el poder de La Fuerza (la Jedi, no la bruta) nuca me funciona con Obi-Wan... Voy a probar tus consejillos hoy mismo.

    Uhm... estooo... ¿Cómo le convenzo para que deje de traer animales a casa?

    ResponderEliminar
  54. Querida Leia, estoy segura de que con jedis también funcionará, al fin y al cabo, son hombres ;)

    En cuanto a los animales, no lo tengo claro. Yo en mi caso utilizo la técnica de mi madre: "como alguien traiga un perro a casa, salen él y el perro por la ventana". Con la amenaza suele ser suficiente. Lo malo es que si no lo es, hay que pasar directamente al uso de la fuerza, pero la figurada, o sea, decir "no, porque lo digo yo, y no es negociable", y esta no la tenía clara mi madre porque llegó a tener dos iguanas de un metro de largo a las que cuidaba ella (los que las habían traido escurrían el bulto). Lo malo es que la técnica del NO es para muy contadas ocasiones, una al año como mucho, incluso menos, porque como se emplee demasiado es mala señal.

    Vaya rollo te he soltado! :D. Pero estoy segura de que con Obi-Wan no vas a tener que usarla, cuando un hombre está enamorao es mucho más fácil de "manejar" (en el buen sentido, lo de manejar...).

    Un besote!

    ResponderEliminar
  55. ¿A que mola el título que le he puesto al post, eh?
    jaja, si llama mucho la atencion xD,
    Que bueno el post su, me he reido muchisimo jeje
    un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  56. He tardado más de lo que me gustaría en poder sentarme a leerte tranqui pero.... lo conseguí!!!

    El título es genial pero la 1º imagen es brutal, es buenisima, me encanta jajajaja me he pasado media hora imaginándome situaciones para conseguir algo así!!! también, a parte de tus sabios consejos me quedo con una frase: "nunca le plantees un tema “de pensar” a partir de las nueve de la noche, porque a esa hora ya sabes que no le queda cobertura!" jajajaja me parece increible cómo lo hacen pero es totalmente cierto!!!(ahora me leeré los coment para ver las quejas de los chicos... pero yo te entiendo)!
    Y el video genial, he acabado de verlo y se lo he puesto a mi hermana... aún se está riendo por el pasillo!

    muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
  57. jajajaa que bueno... pues veo que no sólo no se quejan sino que algunos fomentan estas manipulaciones... si es que... mira que somos distintos... si sale un post así pero escrito por un tio de cómo conseguir que una tia haga todo lo que el quiere... creo que el 80% de las comentaristas se le tirarían al cuello!!!

    ResponderEliminar
  58. Amor a la vida, es que estaba muy orgullosa yo del título, jeje.

    Lana, me alegro de verte otra vez por aquí. La imagen del tío dándole la tarjeta a su mujer es buenísima, jaja, cuando la vi me encantó. Que conste que el objetivo del método no es ese, pero me pareció una imagen muy graciosa.

    Ya ves, si es que en el fondo son unos buenazos, ninguna se ha quejado. Al final yo creo que todo consiste en tratar de entender donde están los puntos débiles del otro y aceptarlos, al final no es tan difícil que nos entendamos.

    Lo del post a la inversa es muy buena idea, estoy pensando hasta en escribir yo mi versión femenina. Se lo pediremos a Kobal, a ver si pasa por aquí después de su retiro forzado...

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  59. Me he partido de risa con este pot, tienes mucha sabiduría y mano izquierda con los hombres así que no dejes de ilustrarnos.
    Besos

    ResponderEliminar
  60. Yo siempre hago lo que las mujeres quieren. Por desgracia nunca quieren nada de mi.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  61. jejjeje, me gusta tu sentido del humor completo gilipollas

    ResponderEliminar
  62. A mi me mola poder llamarle gilipollas sin que se ofenda :D

    ResponderEliminar
  63. Hola Wendy, bienvenida. Seguiré aquí contándoos mis teorías, y espero seguir contando con tus comentarios ;).

    Sr. Gilipollas, tengo claro que con Ud. no hace falta andarse con rodeos, será un marido chollo el día que le casemos ;).

    Eva, a mí me resulta raro, será que no estoy acostumbrada (y que de gilipollas creo que tiene poco, no sé yo...).

    Muchos besos a todos!

    ResponderEliminar
  64. Sabios consejos. Si es que más sabe el diablo por viejo...
    Lo digo porque no hacemos caso a las abuelas, y seguro que si siguieramos sus consejos,iríamos mucho mejor.
    Buen post. Ahora falta ponerlos en práctica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. CreatiBea, es verdad, en muchas cosas podríamos hacerles caso y nos iría mejor. Aunque en otras, mejor ir por libre: recuerdo que mi abuela también me decía que disculpara las infidelidades siempre que él fuera discreto y tú pudieras ir con la cabeza bien alta...

    Besos!

    ResponderEliminar
  66. Yo también tengo un método que funciona con vosotras a la perfección. Algún día lo cuento Su.

    ResponderEliminar
  67. Kobal, ya estás escribiendo! :D

    Yo también sé un método, cuando escribas el tuyo, comparamos ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  68. jajajajajaja intentare escribirlo , pero no te aseguro nada

    ResponderEliminar
  69. Ay Suuuuuuuu, me estoy leyendo tu blog enterito y me parece un tesoro!!!! cuánta sabiduría en clave de humor XD

    La Teoría de la Semilla es un gran concepto y me doy ahora que tods la llevamos a la práctica inconscientemente cuando queremos algo de ellos :)

    Bravíssimaaaaaaaaaaaa, aplausos enormes para ti!!!

    ResponderEliminar
  70. Aliena, muchas gracias, me voy a poner colorada! :D

    Besotes.

    ResponderEliminar
  71. Mi conclusion despues de leer el post es que hay mucho egoismo y princesitas de papel en el mundo. Aprendamos a respetar si queremos ser respetadas.

    ResponderEliminar
  72. Hola Su. tu planteamiento es machista y arcaico. Propio de una sociedad semi feudal. Franco estaría muy orgulloso de tu fascista forma de ver la vida.

    ResponderEliminar
  73. Se me había escapado un anónimo... El caso es que a ninguno de los dos les acabo de entender.

    Al primer anónimo: ¿lo del egoísmo es por nosotras, que somos egoístas, o son ellos? ¿? ¿Y qué es lo que no respetamos?

    Y al segundo: Arcaico es, ya lo usaba mi abuela, y seguramente su bisabuela antes que ella. ¿Machista? no sé por qué. Y lo de fascista me deja alucinada O_O, mejor no comento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  74. pues yo utilizo mucho amor y ternura y un poco de chantaje je je, digo mi amor, como vez creo que voy a ponerme a trabajar para comprarme mi mueble de la sala y el me contesta !a que bueno¡
    y le contesto pues entonces a ver quien te atiende porque yo no voy a estar enronces el piensa y dice no te preocupes mija proximo cobro lo compramos

    ResponderEliminar
  75. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar