2 de febrero de 2012

El Macho Ibérico y la receta de mi abuela



Hace unos días, Temujin dejó un comentario en mi última entrada, "La famosa frase ¿Ah, que hoy toca?", y hoy lo voy a repescar porque me hizo mucha gracia, y así de paso os cuento la receta infalible de mi abuela para que un matrimonio funcione.

El comentario de Temujin incluía la lista de COSAS QUE LOS HOMBRES QUISIERAN OÍR DE UNA MUJER (y que JAMÁS podrán oír), que yo aprovecho para comentar, cómo no… Vamos con la lista:

1. Aparca por aquí, que quiero que hagamos el amor.
Hombre, esto si tienes veinte años es más fácil que te lo digan, que luego una se hace cómoda y prefiere la cama, el salón, o incluso el suelo de la cocina, pero al menos un sitio más calentito donde no te claves el volante y a salvo de mirones. ¿No os ha pasado nunca eso de ver a un tío agachado al lado del coche, a ver si pilla algo? Qué mal rollo…

2. Bebe un poquito más, me encanta verte bien borracho.
Jaja! Si le mandas a dormir la mona a casa de su madre, vale, porque aguantar a un hombre con resaca es muy duro, ¡que sois muy llorones!

3. Hoy invito yo.
A veces pasa, solo tienen que alinearse los planetas. Es que es el hombre el que tiene que pagar, ¿no era así?

4. Mi casa está sola, ¿te molestaría si vamos?
Una mujer tiene que parecer decente, ¡por supuesto! Aunque no lo sea.

5. ¿Qué tal si tenemos sexo toda la tarde y por la noche sales con tus amigos?
Si yo siempre lo digo: cuando el churri queda con los amigotes, tiene que salir “ordeñado”, es lo mejor.

6. De verdad mi vida, no me gusta hablar después de hacer el amor.
Jajaja! Para esto el matrimonio es perfecto.

7. Espero que no te importe, pero no llevo ropa interior.
Esta es buena, me la apunto ;).

8. ¡Una plancha para mi cumpleaños... qué bonito!
“… ven, voy a enseñarte a planchar las camisas, mi amor…”

9. Tienes barriguita de cantinero... realmente me encanta.
Claro que sí, ¡¿abdominales para qué?!

10. ¡Ya terminé de lavar tu coche!
Eeeeeh…. Confieso que hace años que no lavo el coche, se lo pido siempre al churri. Bueno, no lo lava él, lo lleva a lavar, pero yo se lo agradezco eternamente y luego cocino para él, como una buena mujer.

11. Perdóname, me equivoqué. Tú tienes la razón otra vez.
No no no, la frase sería esta: “Perdóname, me equivoqué. Por una vez tienes razón.” :P

12. Eructas como un verdadero león...
“Eructas como un verdadero cerdo” creo que es más realista.

13. Te veo tenso mi amor...deberías hacer un viaje al Caribe sin mí.
Eso mismo! Para ver a Curro! Si es que…

14. Qué suerte mi vida que tengas una secretaria tan guapa.
¡Ah, no! La secretaria mejor fea, hay que evitar tentaciones.

15.. ¿Más ropa?... no mi amor gracias... tengo lo suficiente.
“Gracias, cariño, necesito renovar el vestuario para estar guapa para ti”.

16. No mi amor, si todavía están bien los zapatos que me regalaste hace 3 años.
Me parto…

17. Mi vida que lindos son los pelitos que dejas en el jabón.
… y los chorritones de pasta de dientes en el lavabo, y las gotitas en la taza del váter. ¡Un hombre tiene que ser “un hombre”!

18. Mi cielo deberías llamar a tu ex...no seas ingrato.
… pero mejor no me lo cuentes…

19. Mi amor, cuando estés con otra por favor ponte condón, CUÍDAME.
Esto me recuerda una historia real de amor libre que vivió una amiga mía hace 25 años, nada menos. Un día os la tengo que contar, es muy curiosa. El caso es que tenían un pacto: en todas las relaciones con terceros usarían condón, y me lo contaba como si fuera lo más normal del mundo O_O.

20. Por favor cuando regreses del bar me despiertas para calentarte la comidita.
Benditos microondas…

21. No te preocupes amor si se te hace tarde.... ven mañana a dormir.
… aunque no sé si te dejaré entrar.

22. Mi cielo no te bajes por favor...yo cambio la rueda pinchada.
Jajaja! Esto ya es echarle mucha imaginación.

23. Mi amor, terminaste de comer? corre a dormir tu siesta yo recojo todo.
Falta algo fundamental: ponerle las zapatillas cuando llega a casa. Es algo que siempre me ha dejado muerta.


Después de leer este batiburrillo de deseos varoniles me acordé de la receta de mi abuela para tener eternamente contento a un hombre y que tu matrimonio no fallara (Lo de tener eternamente contenta a la mujer no se contemplaba, pero esa es otra historia). Había tres puntos fundamentales a tener en cuenta:

Ingrediente nº1: Siempre que tu marido “tenga ganas”, tienes que complacerle, pero si eres tú la que tiene ganas, se lo haces ver sutilmente para que no se sienta presionado, y si no se da por enterado, te aguantas.

Ingrediente nº2: Si él tiene una amante pero es discreto y tú puedes ir con la cabeza bien alta, no pasa nada.

Ingrediente nº3: Si no se gasta el dinero en el bar con los amigos, es un buen hombre y se lo puedes perdonar casi todo.

Claro, había que ver a mi abuelo, ¡era un bendito! Así cualquiera aceptaba estas normas, no teniendo que seguirlas. Pero el caso es que eran bastante realistas y reflejan muy bien el concepto de matrimonio que se tenía entonces (y eso que mi abuela era bastante "moderna", no creáis. ¿Qué pensarían las que no lo eran?). El caso es que a mí me parece que hemos ganado todos, incluso los hombres, ¿no creéis?

28 comentarios:

  1. No sé yo Su, creo q aún hay mucha gente (y peor, joven) que siguen pensando así, o al menos, que les gustaría q eso sea así. Tal vez no tan exagerado vale, pero el rollo de tener contento al maridito sigue mucho en auge...tendrán q estar contentos los dos no? Pero no, los hombres siguen "amenazando" con lo de buscarse a otra si no lo tienes contento y a nosotras nos siguen viendo como q nos tienen q comprar trapitos para tenernos contentas. Eso debería estar ya erradicado a estas alturas, pero sigue existiendo!!!!!!!
    Así q mi conclusión.... las abuelas no sé, pero nosotras, ahora, hemos perdido.. y mucho :(

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me he partido de risa! Es un post estupendo! Las personas no hemos cambiado desde nunca, y cuanto antes nos convenzamos mejor. El secreto decía mi abuela es hacer siempre lo que me de la gana a mi respetando una de estas dos reglas: o bien que EL crea que es lo que quiere EL, o bien que no se entere JAMAS de lo que has hecho, asi de simple.- A ella le funcionó y fueron 50 años de inmenso amor...

    ResponderEliminar
  3. Los hombres somos unos benditos todos desde que nos casamos, ceremonia esta a la que asistimos como "artistas invitados"..
    Vuestras abuelas (imagino que serán mayores que vosotras) tienen la experiencia como bandera y algo hay que reflexionar en estos tiempos tristes y "crisisticos", si antes un matrimonio trabajando un cónyuge o "conyuga" compraba una casa, tenia hijos, un cochecito e incluso de vez en cuando cogían vacaciones y ahora trabajando ambos casi ni se pueden tener hijos, vivimos estresados y andamos "caninos"; algo estamos haciendo mal...
    Los hombres somos más simples que el mecanismo de un botijo, hacéis con nosotros lo que queréis y siempre os salís con la vuestra...
    Tener amante ahora mismo es de gente con posibles o una utopía como casi todo lo escrito en ese texto, pero conviene sonreír.
    Hay algo que a las mujeres no os gustan es que nosotros cocinemos mejor....
    Por cierto si no bajamos la tapa del inodoro es por un concepto de ergonomia, bajar y subirla constantemente es un esfuerzo improbo que no sirve para nada...
    Besos a las féminas, castos y puros, que mi etapa como objeto sexual ha quedado atrás....jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Mi abuela decia que era normal que los hombres estuvieran con otras, eso era lo más logico, vamos! llego a decirme "tu piensas que tu novio va a estar solo contigo?....ilusa" O.O me quede loca! xD

    ResponderEliminar
  5. Excelente post me he reido mucho gracias a Temujin y a ti

    ResponderEliminar
  6. Excelente decálogo de la mujer perfecta. ¿Dónde dices que quedan de esas? Ja ja ja.

    ResponderEliminar
  7. Pues no debo ser tan mala novia... hay cosas de las que desean que las cumplo, jajaja!
    Yo creo que simplemente los tiempos han cambiado.

    ResponderEliminar
  8. No veas lo que me he reido! De todas formas los tiempos cambian y en una pareja ambas partes hacen ya casi de todo, al menos en mi caso.
    Vaya abuela!!

    ResponderEliminar
  9. rocio, yo no he conocido a ninguno tan exagerado, pero sí a alguno a quien no le habría importado que eso fuera así. Quiero pensar que en realidad la mayoría no quieren eso, pero igual soy una ingenua, no sé.
    Y en cuanto al balance, yo diría que empezamos ganando y no tengo claro como hemos acabado. Desde luego llevamos una vida agotadora, para mí esa es la palabra que mejor la define, porque trabajando fuera y dentro de casa, y con hijos, el resultado es ese, agotamiento continuo.

    Alma, las dos reglas de tu abuela son perfectas, ella sí que sabía, jaja! Me las apunto...

    Temujin, eres un cachondo :D. Una cosa es cierta: hacemos lo que queremos con vosotros, pero si sabemos "llevaros", con picardía, como decía también mi abuela. Y desde luego, cuánto daba de sí antes un sueldo, y cómo ha cambiado el cuento. Está claro que algo muy gordo falla, pero no creo que tenga solución.

    ResponderEliminar
  10. Minniegirl, mi abuela no decía que fuera normal, pero lo consideraba aceptable. Aunque si mi abuelo llega a tener un amante, yo creo que lo echa de casa, buena era ella! Menos mal que en eso han cambiado los tiempos, yo no podría aceptarlo ni de coña.

    proverbiosmx, para eso estamos aquí, para reírnos :).

    Skywalker, me temo que y ano quedan! Ahora nos hemos vuelto más brujas, lo siento... :P

    Princesa Amarilla, por suerte sí, los tiempos han cambiado. Desde luego no me cambio por mi abuela, a pesar de los pesares.

    María, en mi caso es bastante mezclado, aunque reconozco que con el tiempo vamos entrando cada uno más en el rol que teóricamente nos corresponde, no sé si eso es bueno o malo.

    ulises, alguna cosilla de esas no está mal, no, pero pocas, eh!

    Besos a todos, me encantan vuestros comentarios, es lo que más me alegra de haber vuelto.

    ResponderEliminar
  11. No creo ni mucho menos que antes fuese todo ideal, ni que hubiese justicia en las parejas, y bueno... yo tampoco quiero una mujer sumisa que me diga a todo que sí... eso no es realista, ni es normal y si asi fuera, no creo que fuese amor verdadero sino interés; pero ¿que el hombre ha salido ganando? De ninguna manera, poco falta para que el esperma se comercialice en tarros.

    ResponderEliminar
  12. Parece que no ha pasado el tiempo...
    Todo sigue lo mismo que cuando era joven!...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Muy divertido, en cuanto a lo que también hemos ganado los hombres no me pronuncio, solo actualizo la receta de tu abuela y tu dirás:
    Ingrediente nº1:Siempre que tu mujer “tenga ganas”, tienes que complacerla, (si no, es culpa tuya que no eres un amante competente) pero si eres tú el que tiene ganas, tienes que convencerla sin que se sienta presionada, si no la convences es culpa tuya.(te aguantas)

    Ingrediente nº2:Si tienes una amante eres un cerdo machista y te sacarán los mismisimos en el divorcio. Si lo tiene ella es que es moderna y hay que ser abierto de mente.

    Ingrediente nº3: No tienes dinero para gastar en el bar, y aunque lo tengas si lo haces eres un egoista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Miguel, yo creo que hemos ganado todos individualmente porque podemos tener relaciones más siceras y más reales, pero en conjunto hemos perdido porque vivimos al límite, en el peor de los sentidos. No sé si me explico, pero creo que se me entiende.

    Genín, vosotros sí que sabíais! :D

    Babilonio, que el viernes, no lunes! Qué negativo... :P
    Qué ingredientes más chungos, madre mía! El ingrediente 1 y las ganas se ha vuelto muy complicado, yo no sé cual poner, el 2 y los amantes, yo lo quitaría directamente, no lo entiendo en ningún caso, y el 3 está claro, no tenemos dinero, así que no se puede ir al bar. Y si vas, te la cargas! :D

    Besos a los tres.

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno, pero yo me quedo con los consejos de la abuela de Alma, que además son de mi estilo. ¡Me los apunto! xD

    ResponderEliminar
  16. Su, no sé, creo que depende de lo que le pidas a la vida y al amor. Si te conformas con poquito, igual los consejos de tu abuela siguen siendo válidos. Pero si quieres ser feliz, yo pasaría de los tres: el sexo no es para complacer, es para disfrutar; de amante ni hablar!!!, y el dinero, mejor que gastarlo en el bar, en las tiendas, y yo, no él :). Besos!!!

    ResponderEliminar
  17. Artemisa, los de la abuela de alma lo bueno que tienen es que son intemporales, vale la pena tomar nota (yo también lo he hecho, pero nunca lo confesaré públicamente).

    Lili, supongo que con esos consejos era feliz la que se conformaba con tener marido, pero no le pidiera mucho a la relación. Para mi abuela, y supongo que para casi todo el mundo entonces, era muy importante lo que pensara la gente de ti, por eso era más importante poder aparentar normalidad, que tenerla en realidad. Eso va cambiando, por suerte.

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  18. Nenas, teneis claro que os pienso cobrar por el asesoramiento verdad?????? jajajajaja.
    Os diré algo, el otro día un amigo me dijo "Que zorra y que mala que eres"..y creo que me lo dijo como un piropo, de hecho creo que le pongo vaya. Asi es que seguiré haciendo caso de los 342658 consejos que me dio mi abuela que era muy remala pero también mas lista que el hambre!. Besos a todas.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ah!, el divertido mundo de la guerra de sexos.
    Las recetas son divertidas de leer o de oir, pero aplicarlas ya es otro cantar, ciertamente...........

    ResponderEliminar
  20. La respuesta a la 5 me ha encantado, jajaja. Voy a tener que salir más con los amigos

    ResponderEliminar
  21. Jajaja! que me has hecho reir!! Lo de los ingredientes.....uff!

    Rebecca

    ResponderEliminar
  22. Aaay, qué tarde llego. Pero en fin, al tema. Tampoco estaría mal -digo yo- que la mujer dijera. -"Cariño, vas a ver qué grande y dura te la pongo hoy" dicho sea con todo el respeto, jajaja.

    Es que las iniciativas y los cambios y fantasías para los ratos de cama suelen venir (casi) siempre de parte nuestra y se agradecería alguna aportación. Y No, me temo que aquí no es fácil coincidir, jaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Alma, cuando hombre te dice "qué zorra y qué mala que eres", suele ser un piropo, jajaja! Son así de encantadores... :D

    Euclides, ojalá fuera fácil aplicar recetas, otro gallo cantaría...

    Papalobo, la respuesta a la quinta debería ser algo obligado en cualquier matrimonio, jaja! Lo de la tarde de sexo con dos hijos es ciencia ficción, pero oye, un quiqui en un descuido es más fácil ;)

    Mamás, para eso estamos, para reirnos un rato, que desgracias ya hay bastantes :).

    Frankie, tampoco está mal tu sugerencia, tomo nota, jaja! Lo que no tengo claro es que los cambios en la cama vengan casi siempre de parte vuestra, no sé... tendré que pensarlo...

    Besos a todos, da gusto leeros.

    ResponderEliminar
  24. Qué bueno el post de Frankie: la emancipación tiene que ir acompañada de reflexiones de este tipo, jajaja. Igual que lo de no presionar al hombre - tenía razón la abuela. De qué sirve presionar cuando el tipo no tiene ganas? Yo creo que en este caso cualquier psicólogo recomendaría lo mismo que la abuelita en su receta.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo, con lo de Frankie coincido, es una gran aportación, pero en lo de no presionar, no sé yo. Bueno, presionar no debería ser la palabra, pero intentar darle la vuelta al tema con malas artes no está mal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta este blog, Su. Qué pena q vivo en otro país y no entiendo qué significa lo de las "malas artes". El caso es q a mí me pasa bastante: no sé si es pereza, falta de euforia, no sé - pero se me quejan de que doy poco sexo. Por eso, me hizo gracia, pq desde que era chico me gusta leer a los sexólogos y éstos siempre recomiendan que no se presione al hombre en esos casos. Puede ser muy contraproducente. Yo lo he experimentado en carne propia - en cuanto nos transmiten la sensación de que el sexo es obligación, se nos quita todo el entusiasmo... En fin. Voy a seguir leyendo por aquí, pq me encanta. Qué será lo de las "malas artes"? Me quedé con la intriga, aunque supongo que será algo parecido a lo que sugiere Frankie. Es un tema importante el de la frecuencia - es para que hombre y mujer se lo tomen muy en serio, pero siempre sin convertirlo en una obligación. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Gracias, anónimo, me alegro de que te guste. Lo de las malas artes, en realidad son buenas, jaja! Cosas del lenguaje, supongo. Es parecido a lo que dice Frankie, pero sin ser así de explícito. Si él (o ella, que vale para los dos) no tiene ganas, lo peor que se puede hacer es presionar en plan obligación o cabreo, porque consigues el efecto contrario, pero lo puedes hacer sutilmente, como decía mi abuela, con mimos, insinuaciones, creando el ambiente propicio, iniciando tú el acercamiento pero sin avasallar, algo así. Espero haberlo explicado bien.

    Por cierto, si firmas con un nombre al final del comentario sabré quién eres por si vuelves.

    Besos.

    ResponderEliminar